El ministro de Defensa de Israel rechazó el domingo los llamamientos a una investigación por la muerte de 17 palestinos y los más de 2.000 civiles que resultaron heridos por la ofensiva del Ejército israelí durante una manifestación palestina que se volvió violenta el viernes en la frontera con Gaza.

Hamas, el grupo palestino dominante en Gaza, dijo que cinco de los muertos eran miembros de su brazo armado, mientras Israel dijo que ocho de los 17 pertenecían a Hamas, organización considerada como grupo terrorista por parte de Israel y Occidente, y otros dos procedían de otras facciones militares.

“Los soldados israelíes hicieron lo que era necesario”

Ante la elevada cifra de heridos (más de 2.000) y los 17 fallecidos que dejó la intervención del Ejército israelí la comunidad internacional solicitó una investigación. El primero en hacerlo fue el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Su petición fue secundada por Federica Mogherini, la jefa de la política exterior de la UE, Amnistía Internacional, y por Tamar Zandberg, líder del partido de izquierda israelí Meretz, en la oposición.

Las autoridades israelíes, sin embargo, consideran que la investigación no es necesaria. El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, dijo en declaraciones a Army Radio que “los soldados israelíes hicieron lo que era necesario”. “Creo que todos nuestros soldados se merecen una medalla”, señaló el ministro, y añadió: “Respecto a una comisión de investigación – no la habrá”.

Palestinos en la Gran Marcha intentan protegerse de los fuertes lacrimógenos lanzados por el Ejército israelí Palestinos en la Gran Marcha intentan protegerse de los fuertes lacrimógenos lanzados por el Ejército israelí (Adel Hana / AP)

Decenas de miles de palestinos se reunieron el viernes a lo largo de la frontera vallada de 65 km, donde se levantaron tiendas para una protesta planeada para seis semanas a favor del derecho de retorno de los refugiados y sus descendientes a lo que ahora es Israel. Según los organizadores, la marcha iba a ser pacífica y por ello se pidió a todos los convocados que no se aproximaran más de 700 metros a la valla. Cientos de ellos hicieron caso omiso y las fuerzas de seguridad de Israel no dudaron en disparar.

El Ejército israelí aseguró que lanzaron contra las tropas “bombas incendiarias, piedras y neumáticos en llamas” y que estas, en respuesta, “usaron medios de dispersión y disparos contra los principales instigadores” y contra aquellos que intentaban saltar la valla. Un vídeo difundido este sábado, sin embargo, pone en duda la afirmación del Ejército al mostrar cómo un joven palestino de 18 años es abatido por la espalda cuando corría en dirección contraria a la frontera.

“Israel tiene derecho a proteger sus fronteras, pero el uso de la fuerza debe ser siempre proporcionado”

“El uso de munición real, en particular, debería ser parte de una investigación independiente y transparente”, dijo Mogherini en un comunicado emitido el sábado. “Aunque Israel tiene derecho a proteger sus fronteras, el uso de la fuerza debe ser siempre proporcionado”, añadió.

La protesta está previsto que termine el 15 de mayo, cuando los palestinos conmemoran la “nakba” o “catástrofe” de cientos de miles de personas que huyeron o fueron sacados de sus casas en 1948, cuando se creó el Estado de Israel. Israel ha descartado desde hace tiempo cualquier derecho de retorno, por temor a perder su mayoría judía.

El sábado, las tropas de Israel emplearon munición real y balas de goma hiriendo a unos 70 palestinos entre los manifestantes en la frontera, según responsables palestinos. Testigos dijeron que se habían lanzado piedras a los soldados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.