La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, regresa este miércoles a la actividad política tras su permiso de maternidad con un acto en Madrid en el que se reunirá con mujeres de todo el territorio para reivindicar el espíritu del 8M como freno a los “odiadores profesionales” que identifica con Vox.

“La vida, en el centro” es el nombre de este acto con militantes elegido por Montero para su reaparición, que se celebrará mañana a las siete de la tarde y al que asistirán colectivos de mujeres pensionistas, trabajadoras de Alcoa, taxistas, de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), vecinas del poblado minero de La Camocha (Gijón) que luchan contra desahucios, aparadoras y mujeres organizadas contra la violencia machista.

Recuperar el espíritu del 8 de marzo a dos meses de la próxima ‘huelga feminista’ es el llamamiento que lanzará Montero para plantar cara a los “odiadores profesionales que la única opción que plantean como proyecto de país es el odio al diferente”, explican fuentes cercanas a la portavoz.

Ella misma en un mensaje en su cuenta de Facebook el pasado 3 de enero identificaba así al partido de Santiago Abascal después de que Vox abogara por eliminar ayudas económicas para combatir la violencia machista.

Montero vuelve a la política tras varios meses dedicada al cuidado de sus hijos que nacieron de forma prematura el 3 de julio pasado.

Una tarea de la que ahora se ocupará el líder de Podemos, Pablo Iglesias, con quien se ha repartido al 50 por ciento el permiso de paternidad; algo que la formación morada reivindica como ejemplo de conciliación.

Con Iglesias en segundo plano, Montero asumirá en estos próximos meses el liderazgo del partido en un momento que ella misma define como de “incertidumbre y falta de ilusión por el futuro”.

“Ante esa incertidumbre, los de siempre vienen a caballo a decirnos que la solución es odiar. Odiar a las mujeres, a quienes vienen de otro país, a quienes no aman como ellos creen que se debe amar. Serviles con los poderosos, y agresivos y rabiosos con quienes consideran más débiles”, escribía Montero hace unos días.

Frente a ello, la portavoz de Unidos Podemos defiende la opción de “proteger y fortalecer lo común”: La sanidad publica, la atención temprana de calidad, la educación, la atención a la dependencia o las pensiones son las prioridades que Montero se marca en este nuevo curso político, que arranca mañana con ese acto que aboga por “poner la vida en el centro”, tal y como propone el movimiento feminista.

“Poner la vida en el centro es democratizar nuestro país, es trabajar para que cada día se parezca más a la España del 8M y hacer frente a los odiadores que vienen a señalar al diferente”, insisten desde la formación morada tras anunciar que “cientos de mujeres” participarán en ese encuentro para “crear un espacio de debate y sentir una vez más que ya no estamos solas, que juntas somos imparables” -afirman-.


Source link

Deja un comentario