El Gobierno iraní ha advertido este sábado de las “consecuencias regionales” de los bombardeos de Estados Unidos en Siria, que califica de “violación flagrante de la ley internacional“. El portavoz de Exteriores, Bahram Qasemí, ha denunciado en un comunicado urgente que el ataque ignora “la soberanía e integridad territorial de Siria”.

“Estados Unidos y sus aliados son responsables de las consecuencias regionales de esta acción”, subraya la nota. Qasemí señala que EEUU y sus aliados decidieron bombardear Siria “sin tener ninguna prueba” del supuesto ataque químico hace pocos días en la localidad de Duma, en la periferia de Damasco.

También lamenta que no han esperado a que los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, que llegaron el jueves a Siria, investiguen lo sucedido. Irán, firme aliado del régimen sirio de Bachar al Asad, considera que el citado ataque químico fue “fabricado” para servir de “excusa” a una acción militar.

Las autoridades iraníes también acusaron a Israel del bombardeo posterior contra una base militar siria en el que murieron siete iraníes. Teherán respalda al régimen de Damasco con asesores militares de los Guardianes de la Revolución y con milicianos chiíes sobre el terreno.

Israel apoya el ataque

Por su parte, Israel ha cerrado filas con EE.UU., Reino Unido y Francia y ha avalado el ataque. “Han actuado en consecuencia”, ha declarado una fuente gubernamental israelí tras la ofensiva. “El año pasado el presidente Donald Trump clarificó que el uso de armas químicas cruza la línea roja”, ha añadido la misma fuente. “Siria continúa llevando a cabo acciones asesinas y manteniendo bases para ejecutar estas operaciones, incluidas iraníes, lo que pone en peligro su territorio, sus fuerzas y su liderazgo”, ha resuelto.

Hizbulá condena la “traidora agresión tripartita”

Por otro lado, el grupo chií libanés Hizbulá, aliado del Gobierno de Damasco y próximo a Irán –el gigante chií de la región–, ha asegurado que la “guerra lanzada por EEUU contra Siria” esta madrugada “no logrará sus objetivos”. En un comunicado, el movimiento –que tiene desplegados combatientes en Siria– condena la “traidora agresión tripartita contra la hermana Siria” y la considera “una flagrante violación de la soberanía y la dignidad del pueblo sirio y de otros de la región” de Oriente Medio. “La nación (árabe) emergerá más fuerte, decidida para hacer frente a las agresiones y ganar”, ha advertido.

“Las afirmaciones dadas para justificar esta agresión son pretextos contra la razón y la lógica (…) y representan una humillación que incluye a las Naciones Unidas, al Consejo de Seguridad y a la llamada comunidad internacional”, dijo Hizbulá. Los bombardeos, añade, representan “un apoyo explícito y directo a las bandas criminales, a los asesinos y al terrorismo y se produce cada vez que son derrotados por los héroes sirios en el campo”, en referencia al control gubernamental sobre Guta Oriental.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.