Las autoridades iraníes cortaron hoy totalmente el acceso a las redes sociales, tras las manifestaciones de protesta que se llevaron a cabo en diferentes ciudades del país contra las políticas económicas del Gobierno.

El viceministro iraní del Interior para temas políticos, Esmaíl Yabarzade, dijo que “cuando hay algún conflicto, es natural el uso de algunas herramientas para controlar las concentraciones ilegales“, informó la agencia oficial iraní de noticias, IRNA.

Yabarzade aclaró que esta medida se aplicará por un tiempo y es circunstancial.

“Estas decisiones son temporales” dijo Yabarzade, quien aseguró que “el Gobierno no tiene la intención de cerrar las redes sociales” de modo permanente.

La red social de Telegram e Instagram, que desde esta tarde funcionaban mal y con cortes, acaban de dejar de funcionar totalmente, y además la conexión al internet no va con normalidad.

Casi todos los llamamientos a participar en las protestas se han llevado a cabo por redes sociales.

Asimismo, Yabarzade explicó que Irán está investigando quiénes están detrás de estos acontecimientos y agregó: “La caja negra de los recientes acontecimientos esta bajo revisión y todavía no han acabado las investigaciones”.

Al mismo tiempo, el Parlamento iraní celebrará mañana una sesión extraordinaria para estudiar los recientes incidentes donde dos personas han muerto en las manifestaciones de protesta contra las políticas económicas del Gobierno.

El vicepresidente del comité de la Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní, Kamal Dehqan Firuzabadí, dijo que “por los recientes acontecimientos y algunas concentraciones en todo el país, se llevará a cabo una sesión extraordinaria con la presencia de los responsables del país”, informó hoy la agencia oficial de noticias, IRNA.

En la sesión de mañana, según Firuzabadí se estudiará “el motivo de estas concentraciones, así como los métodos para evitar tales incidentes“.

El secretario del Consejo de Coordinación de los presidentes de las comisiones del Parlamento iraní, Mohamadreza Purebrahimí, informó que los jefes de las comisiones tendrán mañana una reunión con el presidente del país, Hasan Rohaní, en la sede de la presidencia.

Purebrahimí detalló que la reunión de mañana abordarán “los principales problemas en el país, incluidos los económicos”. El destacado diputado reformista Alí Motaharí pidió hoy al Gobierno que reconozca las protestas populares y otorgue permiso a las manifestaciones.

Motaharí, partidario de mayor apertura política, dijo que en Irán no existe la cultura de protestar y aseguró que “cualquier manifestación de protesta rápidamente se aleja de sus principales lemas y acaba en violencia”, según informó la agencia local iraní de noticias ISNA.

“Tal vez esto se deba al hecho de que no se emite el permiso de ninguna protesta y el Ministerio del Interior declara ilegales todas las concentraciones y protestas sociales”, lamentó el diputado.

Ayer las manifestaciones de protesta se celebraron bajo un gran despliegue policial que dispersó a los manifestantes que incendiaron contenedores de basura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.