Cada vez es más fácil recopilar información de alguna persona. Con pocos recursos, uno puede tratar de elaborar un árbol genealógico básico y, si invierte un poco, ir indagando más y más en sus raíces. Pero si a ello se le añade tecnología, inversión, conocimiento y años de estudio y preparación, al final se puede llegar hasta a reconstruir la cara de uno de nuestros antepasados: el hombre de cromañón.

Según un estudio llevada a cabo por el equipo de investigadores franceses liderados por el antropólogo Philippe Charlier, el hombre de Cro-Magnon 1 tenía una cara cubierta de bultos, incluyendo uno grande en su frente, probablemente tumores benignos causados por una enfermedad genética.

La investigación, publicada en la revista médica The Lancet este viernes, estudió los restos del Cro-Magnon 1, un Homo sapiens masculino que data de hace 28,000 años y que fue descubierto en 1868 en la cueva Eyzies en la región suroeste de Dordogne, en Francia.

Los científicos propusieron “propusimos un nuevo diagnóstico” para el homínido: “había sufrido un tipo de neurofibromatosis”, destacó Charlier a AFP. La neurofibromatosis es una enfermedad genética que puede causar la aparición de tumores benignos en el sistema nervioso y también manchas o áreas de pigmentación en la piel.

El cráneo del hombre de Cro-Magnon “tiene una lesión en la frente que corresponde a la presencia de un neurofibroma (un tumor benigno de la cubierta del nervio)” que erosionó el hueso, dijo Charlier. “Su canal auditivo izquierdo también estaba dañado, presumiblemente también por un tumor que había crecido”, agregó.

Gracias a este diagnóstico, los investigadores realizaron “una reconstrucción realista de la cara de este hombre de mediana edad, teniendo en cuenta su patología”.La reconstrucción forense visual muestra un rostro cubierto de tumores, incluido uno grande en la frente, y presenta más pequeños nódulos en toda su cara, en particular agrupados alrededor de la boca, la nariz y los ojos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.