Inés Arrimadas (Jerez de la Frontera, 1981) es una de las personas más cautas de su equipo respecto a las encuestas. Todas vaticinan un aumento de votos para Ciudadanos, pero prefiere no confiarse y encara la recta final de la campaña dispuesta a arañar hasta el último voto. Cree que la gran cantidad de indecisos podría decantarse por partidos constitucionalistas y permitir una mayoría junto a PSC y PP. A pesar de su prudencia, reconoce que cualquier resultado por debajo de los actuales 25 escaños sería una derrota.

En medio de un ritmo frenético de actos, debates y entrevistas, Arrimadas atiende a eldiario.es después de un encuentro con mujeres en el centro de Barcelona. 

Si usted es presidenta de la Generalitat, ¿me puede decir algún gesto concreto que esté dispuesta a hacer para aquellos catalanes que se consideran independentistas?

Primero respetar, no insultar como ha hecho el señor Puigdemont con nosotros. Segundo, decir la verdad y no seguir alimentando una fantasía que está ilusionando a mucha gente pero que se ha demostrado que no es verdad. Tercero, voy a centrarme en lo que nos une a los catalanes y no en lo que nos separa, que es obviamente los sentimientos, las identidades y la independencia. Me centraré en la educación, en la sanidad, en los servicios públicos, en las infraestructuras y en eso creo que voy a poder unir a todos los catalanes.

¿Pero tiene pensado algún gesto concreto más allá de desplegar su programa?

El gesto es el respeto y la sensibilidad. Y sobre todo no seguir alimentando la separación sino la unión. Hay veces que no se puede medir. No son medidas concretas sino cómo uno se expresa, qué medidas pone por delante de otras que separan.

Para recabar el apoyo de Miquel Iceta, ¿estaría dispuesta a pensar en un indulto para los políticos catalanes que están en prisión?

Todavía no hay condena y el señor Iceta ya está pidiendo el indulto. No sé si esto es una preparación para un tripartito. Nosotros estamos para eliminar privilegios hacia los políticos como los aforamientos y los indultos más que para defenderlos. Así que creo que en esto ahora mismo el señor Iceta y yo estamos en las antípodas.

¿Por qué cree que Miquel Iceta sigue vetándola como presidenciable?

Pues no lo sé. No lo entiendo porque realmente nosotros estamos diciendo todo lo contrario. Me paso toda la campaña extendiendo la mano a los partidos constitucionalistas y por supuesto al PSC. Quizás ellos tengan la tentación de repetir un tripartito con ERC. Miquel ya lo ha dicho: yo quiero ser presidente a toda costa. Bueno, pues yo no quiero ser presidenta a toda costa. Quiero ser presidenta de un proyecto alternativo al separatismo que acabe con el ‘procés’ y que inicie una nueva etapa política para todos los catalanes.

Juan Carlos Girauta defendió en el Congreso que esperaban una abstención de los ‘comuns’ “a cambio de nada”. ¿Realmente no tienen intención de ofrecer algo a este espacio político?

Supongo que Girauta se referiría a consejerías. Yo quiero ofrecer a todos los partidos un pacto de priorización de las políticas sociales. Quiero destinar a políticas sociales todo este tiempo, esfuerzos y recursos destinados ahora mismo al ‘procés’, yo. Y eso es un pacto que me gustaría también poder hacer llegar a los señores de Podem. Si lo rechazan y quieren seguir destinando recursos al ‘procés’ y hacer presidentes a Junqueras y a ERC, creo que van a tener un poco complicado explicar a sus votantes que no quieren priorizar las políticas sociales como yo ofrezco.

Ninguna encuesta da mayoría absoluta al bloque de C’s, PP y PSC. ¿Por qué cree que el proyecto constitucionalista no es capaz de seducir a más de la mitad de los catalanes?

Si tenemos en cuenta la cantidad de indecisos que hay ahora, podría haber esa mayoría alternativa. Voy a esperar a las urnas, soy muy prudente con las encuestas. Para lo bueno y para lo malo. Vamos a esperar a ver si esa gran parte de la sociedad catalana que está indecisa se decide por un voto constitucionalista y si lo hacemos, tendremos que sumar, dejar las diferencias a un lado y gobernar Catalunya para todos.

¿Le molesta que le digan que son la marca blanca del PP?

Nos dicen tantas tonterías que no me fijo mucho en lo que nos dicen.

¿No cree que puede tener algo que ver que gente como Juan Carlos Girauta fuese en una lista del PP o que Albert Rivera hubiese sido militante?

Tenemos otras personas que vienen de haber militado en el partido comunista, en el partido socialista y, sobre todo, lo que más tenemos es gente que no habíamos militado nunca en ningún partido. Por tanto, Ciudadanos es un partido de centro. Cuando sales de España la gente lo entiende muy bien, porque saben que es el espacio de los demócratas y liberales a nivel europeo.

Entrevista a Inés Arrimades de Ciutadans

Arrimadas, en la carpa de Ciudadanos en el centro de Barcelona © SANDRA LÁZARO

Usted se ha quejado mucho durante esta campaña y durante la anterior legislatura del “monotema del ‘procés'”. En su programa esta palabra aparece 23 veces. La palabra separatismo 27. La palabra independentismo 36 veces. ¿Qué hubiese sido de Ciudadanos sin el ‘procés’?

Ciudadanos ha sido el grupo parlamentario que más propuestas sociales y económicas ha presentado en el Parlament. Y eso no es una opinión mía, son datos objetivos. El ‘procés’ lo ha engullido todo, por eso tenemos que desarticularlo, desmontarlo. Y eso obviamente requiere hablar del ‘procés’. Lo que no vamos a hacer es como el señor Rajoy, que ha metido la cabeza debajo del ala, no ha querido saber nada y ha dejado que los temas se vayan pudriendo.

En todo caso, ¿cree que si no fuese por el ‘procés’ estarían en condiciones de ser la formación más votada en las próximas las elecciones?

Pues no lo sé. Lo que sí que sé es que Ciudadanos tiene proyecto para toda España y para comunidades donde no hay ‘procés’. Los que no han demostrado que puedan vivir fuera del ‘procés’ son los partidos independentistas. 

Defienden en su programa una reforma del sistema de financiación autonómica. ¿Significa esto más recursos para Catalunya?

Significa tener un mejor sistema de financiación que, claro que sí, será más justo y también más transparente. Porque el que tenemos ahora es opaco. Estará basado en criterios técnicos: cuánto cuesta una cama de hospital, cuánto cuesta una plaza de colegio de un niño y no en apaños políticos. Además será un sistema que tiene que ir destinado no a ver cómo podemos luchar entre los territorios sino cómo las CCAA podemos garantizar los servicios básicos que tenemos asumidos como competencias.

No me ha respondido. ¿Significa esto más recursos para Catalunya?

Es que Catalunya ahora mismo no es de las comunidades beneficiadas por este sistema. Por tanto supondrá, obviamente, un mejor sistema. ¿Va a ser más justo? Sí. ¿Catalunya va a poder tener más recursos para afrontar sus necesidades? Sí, pero no porque sea un sistema para Catalunya sino porque será un sistema más justo.

¿Qué son según usted los chiringuitos independentistas?

Todas estas estructuras de Estado o entidades que se han puesto en marcha específicamente para el ‘procés’. Cuando hablamos de chiringuitos políticos, yo también me refiero a aquella parte de alguna entidad o departamento que tiene sentido que exista porque tiene competencias pero que tiene una parte que sólo se destina a el ‘procés’.

Por ejemplo, el departamento de Acción Exterior tiene competencias que son interesantes y que tienen que seguir siendo de la Generalitat, como fomentar el turismo, atraer inversiones, ayudar a nuestras empresas a exportar. Eso tiene que seguir desarrollándose. Pero esa parte del departamento que se destina a internacionalizar el ‘procés’ y a los viajecitos del señor Romeva, eso para mi son chiringuitos.

Otra propuesta de su programa es revertir todos los recortes en Sanidad. ¿Con qué dinero pretenden hacerlo?

Cuando tengamos el dato concreto de la auditoría de gestión y veamos exactamente cuántos recursos se están destinando al ‘procés’ y podemos meter en políticas sociales, podremos afinar un poco más. Además hay medidas que no cuestan dinero. Por ejemplo, presentaremos una ley para mejorar la gestión de listas de espera.

¿Cree que con el dinero destinado a la independencia se pueden revertir los millones de euros de recortes en Sanidad?

Seguro que con el dinero del ‘procés’ no vamos a llegar a todas las necesidades sociales. Ya veremos a cuantas podemos llegar, nosotros no vamos a hacer promesas incumplibles. Ahora, que hay muchas necesidades sociales que se pueden paliar con lo que estos señores se están gastando en chiringuitos, sin duda. No sólo son chiringuitos del ‘procés’, hay estructuras duplicadas en Catalunya entre ayuntamientos, Área Metropolitana, Consejos Comarcales…

¿Siguen siendo partidarios de vetar a los inmigrantes irregulares del sistema sanitario público?

Nosotros nunca hemos vetado a los inmigrantes del sistema sanitario. Siempre hemos garantizado la cobertura que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En junio se abstuvieron en el Parlament cuando se propuso devolver esa atención universal  En el 2013 también defendieron lo mismo en el Parlament. En septiembre  votaron en el Congreso en contra de un pacto para que los inmigrantes irregulares pudiesen ser atendidos en el sistema público de Sanidad

No es cierto. No nos hemos negado jamás a que los inmigrantes irregulares pudieran ser atendidos en el sistema público. Eso es falso. Nunca hemos dicho que haya que dejar a los inmigrantes irregulares sin atender en la puerta del hospital. Niego la mayor.

Sí que es verdad que lo que no queremos hacer son las improvisaciones y los discursos demágogicos que se hacen con este tema. Porque realmente los cambios de criterio que ha habido con el último decreto que aprobó el PP dejó sin saber a los profesionales sanitarios qué es lo que tenían que hacer. Hizo que algunas CCAA pasaran olímpicamente de lo que dijo el Gobierno de España.

No vamos a repetir los errores del Gobierno pero tampoco vamos a tener ningún miedo debatir cuál es la cartera de servicios que tiene que haber en cada comunidad, que nosotros pensamos que tiene que garantizar los mismos derechos en toda España. Es un debate que hay que hacer con responsabilidad, no se puede decir que la culpa de los colapsos en las urgencias es de los inmigrantes, como a veces escuchamos en algunos discursos del PP.

En una entrevista con  eldiario.es, Josep Rull lamentaba que usted no le había mandado ningún mensaje por su ingreso en prisión a pesar de que se conocen desde hace tiempo. ¿Qué le diría?

Lo mismo que le diría al señor Turull, que sí que me he encontrado personalmente en algún debate. Si me lo encuentro, evidentemente le saludaré y le daré un abrazo. Porque a mí, a nivel personal, evidentemente no me gusta ver que nadie esté en prisión. Pero lo que no le puedo desear a nadie es la impunidad o la inmunidad.

Con personas con las que tenía una relación cordial, como el señor Rull, hablábamos muchas veces. Le decía “Josep, pero qué estáis haciendo, que os estáis saltando todas las advertencias, que os vais a meter en un lío y nos vais a llevar al desastre”. Pero ellos estaban muy convencidos y no quisieron escucharnos nunca. Hasta el último momento yo le pedí al señor Puigdemont que fuera él quien convocase elecciones. Creo que eso habría evitado muchísimos problemas, pero no quisieron. Al final creo que los políticos lo que no podemos pedir es estar por encima de las leyes y de la justicia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.