Los audios de Ignacio González en sus declaraciones ante la Audiencia Nacional dejaron bastantes frases llamativas del expresidente de la Comunidad de Madrid, que negó las acusaciones de presunta corrupción que sobre él se vierten y que lo mantuvieron varios meses en prisión provisional.

Por ejemplo, en una de sus declaraciones negaba haber llegado las bolsas con dinero, aunque reconoció que sí que llevaba bolsas con contenido promocional en un viaje en Colombia.

Por otra parte, también ha negado González haber participado en las conversaciones donde se hubieran hablado de comisiones en sus viajes a Colombia: “Ni conozco esa sociedad ni ese banco ni nada”. Además, negó que hubiera pedido dinero a Edmundo Rodríguez para la compra de Emissao ni haber recibido “jamás dinero de nadie ni pedido a nadie que adjudicase o dijera nada a cambio de dinero”.

Pero el político del PP va más allá al asegurar que nunca ha tenido cuentas en el exterior y solloza mientras dice: “Lo único que me importa es mi familia, no voy a destruir nada”.

Porque González asegura con mucha firmeza que nunca ha cobrado dinero, algo que sí parecía ser vox populi en el mundo empresarial y político con el que se relacionaba.

Todas estas acusaciones, asegura, le han dejado en una muy mala situación personal: “Mi hija ha tenido que suspender su boda por mi situación”, insiste mientras llora.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.