El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González colocó como asesor en la compra por Inassa, la filial suramericana del Canal del Isabel II, de la sociedad brasileña Emissao Engenharia e Construçoes en 2013 -investigada en el ‘caso Lezo’ y en la que se habrían podido desviar 23,3 millones de euros del patrimonio público madrileño- a una persona de su entera confianza que pudo controlar todas las gestiones e informarle puntualmente del desarrollo de las mismas.

Así se apunta en el auto por el que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Catellón, instructor de la causa, autoriza el registro de la empresa Jobs and Talent S.L., atribuida a Francisco de Asís Ruiz Muñoz. Esa persona ha sido imputada en la causa y su domicilio también fue inspeccionado por los agentes del Instituto Armado el pasado 23 de noviembre.

Según apunta el juez en su auto, obrante en el sumario de ‘Lezo al que ha tenido acceso Europa Press, Ruiz podría haber desempañado un papel importante en la compra de Emissao, una de las operaciones que sirvió de vehículo para el supuesto desvío de fondos públicos.

Según correos electrónicos, documentos y la declaración de otros investigados, como es la exdirectora financiera del Canal María Fernanda Richmond, Ruiz Muñoz apareció de repente como asesor en la compra y no se le conocía de antes.

El también imputado y mano derecha del expresidente en latinoamerica, Edmundo Rodríguez, había apuntado que esta persona fue introducida en el equipo por deseo expreso de González, quien le dijo que se encontraba en paro y “había que ayudarle”.

Sin conocimientos financieros

Otros investigados han señalado que Ruiz no tenía muchos conocimientos financieros, que su labor la podría haber realizado otra persona ya existente en la plantilla y que se notaba que su interés, además de percibir los honorarios que le correspondieran en Inassa, era el de quedarse de gerente de Emissao una vez dicha sociedad fuese adquirida.

Todos estos elementos parecen señalar, según el juez, que Ruiz podría haber sido designado por González para tener a alguien de su confianza “que en todo momento le proporcionara información y el control total de todos los pormenores que se iban produciendo en el devenir de la operación societaria, todo ello con el fin de asegurarse que ésta tuviera el resultado esperado”.

Se trataría de otro indicio más para demostrar que el expresidente madrileño proyectó y controló en todo momento la operativa presuntamente delictiva.

Se atribuyen indiciariamente a Ruiz los delitos de prevaricación, malversación, corrupción en los negocios, negociaciones prohibidas a funcionarios y organización criminal.

Tres billetes de 500 en el ático de González

Además, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha encontrado durante el registro del ático de lujo que Ignacio González tiene en Estepona (Marbella) una cartera con tres billetes de quinientos euros en su interior además de un reloj rolex de imitación, según se desprende de un informe del Instituto Armado que obra en el sumario de la trama Lezo.

El documento, al que ha tenido acceso Europa Press, explica que durante la mañana del 28 de noviembre del año pasado los agentes de la UCO registraron la vivienda de González y de su mujer Lourdes Cavero, en presencia de ambos, y se incautaron del disco duro de un ordenador Toshiba, un pendrive y un teléfono móvil que se hallaba en el cuarto de las hijas del exdirigente regional.

Los agentes también se llevaron el contrato entre Cavero y Coast Inverstors por el alquiler en 2008 del ático de lujo ubicado en la urbanización malagueña de Guadalmina. Tanto el arrendamiento de la vivienda como su compra cuatro años después por parte del matrimonio a esta sociedad radicada en un paraíso fiscal estadounidense están siendo investigados en el Juzgado número 5 de Estepona.

Fue en el registro practicado en el domicilio de la localidad malagueña donde los agentes encontraron en el interior de un armario una cartera de piel negra con tres billetes de quinientos euros en su interior que fueron fotografiados y devueltos a sus dueños. En un vestíbulo contiguo hallaron el reloj rolex de mujer que, según manifestó Cavero, se trataba de una imitación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.