Anuncia nuevas medidas para los próximos meses, reconoce el abismo que les separa del PSOE y promete “dejarse la piel para que “la España del 15-M gane a la España de las banderas”.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha reconocido este sábado que el año “no ha acabado bien” para Podemos y sus aliados, y se ha comprometido a seguir “dejándose la piel y la salud” para “seguir luchando hasta el final” contra la derecha del PP y sus aliados PSOE y C’s, responsables de la “involución democrática” que vive hoy el país.

Ante la dirección del partido morado (el Consejo Ciudadano Estatal, CCE), y durante cerca de una hora, Iglesias ha realizado un análisis de los hitos políticos de 2017, de los éxitos de su formación, y de algunos de los retos que les aguardan en 2018, año antesala de las elecciones autonómicas y municipales de 2019, y de las generales de 2020, para las que quiere seguir siendo candidato a la Presidencia.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, durante el Consejo Ciudadano de la formación moradae esta mañana para fijar objetivos de cara al curso político. EFE/ J.J.Guillen

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, durante el Consejo Ciudadano de la formación moradae esta mañana para fijar objetivos de cara al curso político. EFE/ J.J.Guillen

La de este sábado ha sido la primera reunión del Consejo Ciudadano desde las elecciones catalanas, y ha traído la primera valoración de los resultados por parte del secretario general de Podemos. Iglesias reconoce que su candidatura, Catalunya en Comú-Podem, tuvo “un resultado electoral malo”, “peor” del que lograron en los anteriores comicios, en septiembre de 2015, que el papel de su formación en Catalunya será “modesto”, y vaticina que la “estrategia procesista en Catalunya se ha agotado”.

“Hay elementos discursivos que podían operar hace dos años que ahora no van a operar”, ha dicho Iglesias, que sin embargo mantiene la posición defendida por la candidatura que lideraba Xavier Domènech en los comicios, que pasa por la celebración de un referéndum pactado y por la necesidad de priorizar los derechos sociales sobre la cuestión político-territorial.

Sin embargo, en ese camino para recuperar los derechos sociales, Iglesias no cuenta ya con Pedro Sánchez, que logró abrir “muchas expectativas” cuando volvió a hacerse con las riendas del PSOE, pero que, a su entender, “se hizo viejo muy pronto”.

El líder de Podemos se declara escéptico sobre las opciones de que prospere su relación con el partido de Sánchez (“Se ha estrechado la posibilidad de entendimiento”) y, como adelantó Público este viernes, asume que el PSOE “no quiere hacer una moción de censura” a Mariano Rajoy. “No podemos seguir esperando a un PSOE que ha hecho lo mismo que Susana Díaz”, sentenciaba.

Impuesto a la banca, con dardo a Sánchez

En un intento por mantener la bandera de los derechos sociales que Sánchez le está disputando, Iglesias ha anunciado que su formación presentará esta misma semana en el Congreso de los Diputados una proposición de ley (PL) de impuesto a la banca.

El martes, el secretario general socialista aprovechó un desayuno informativo para anunciar su propio impuesto a la banca -aunque no facilitó ningún detalle sobre esta idea-, y desde Unidos Podemos le acusaron de copiar su proposición no de ley (PNL) sobre este mismo asunto, aprobada en la Comisión de Economía de la Cámara Baja en marzo. “Pensamos que hay que pasar del desayuno informativo a la ley”; “Algunos hablan de poner impuestos a los bancos, cuando tienen deudas con los bancos”, esgrimía Iglesias.

Exige recuperar el Debate de Estado de la Nación

En lo que respecta al Ejecutivo, el líder de Podemos ha recordado que éste lleva años sin celebrar el Debate sobre el Estado de la Nación en el Congreso. “Desde que llegamos el Gobierno no ha querido hacer un solo debate”, ha lamentado, insistiendo en que harán “presión” al Ejecutivo para que en 2018 sí se celebre: “La situación de España bien merece un debate en el Congreso”.

Por otra parte, y paralelamente a la labor de oposición al Gobierno en el Parlamento, Iglesias cree que “España necesita que haya movilizaciones y trabajo político para defender sus derechos”, en lo que respecta a asuntos como la Igualdad, que además vive hoy un momento de ebullición-“La revolución de las mujeres”, decía, usando las palabras que habitualmente utiliza la portavoz parlamentaria del grupo confederal, Irene Montero-.

(Habrá ampliación)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.