¡Vibra Ibra! Zlatan Ibrahimović entró por la puerta grande del fútbol de la Liga Profesional de Estados Unidos (MLS). El delantero internacional firmó un doblete, en apenas 22 minutos, con el que le dio el triunfo al Galaxy de Los Ángeles en el StubHub Center Carson. El Galaxy venció por 4-3 al de Los Angeles Football Club (LAFC), en el primer derbi entre equipos angelinos.

Ibrahimović, de 36 años, emergió como la gran figura que hizo posible la remontada de tres goles, al conseguir el del empate y el de la victoria del Galaxy. Apenas llevaba seis minutos en el campo -había salido al 71 en sustitución de Sebastián Lleget– cuando marcó su primer gol en la MLS, el del empate a 3-3. Ibrahimovic recogió un balón en la intermedia del LAFC y con una volea espectacular batió al arquero Tyler Miller, que se encontraba fuera de su marco, en un error garrafal.

Cuando todo parecía que el marcador final sería el empate, de nuevo, en el tiempo de descuento, al minuto 90+1, surgió la figura de Ibrahimović que de cabeza anotó el gol del triunfo, en su debut glorioso, en parte, gracias a la pobre actuación que tuvo Miller, que volvió a fallar en la salida a despejar el balón. Una victoria ‘made in Ibra’ en su debut; Ibrahimović fue presentado de manera oficial como nuevo jugador del Galaxy el pasado viernes.

Zlatan Ibrahimović afirmó que “el león está hambriento” y con este triunfo evidenció sus ganas de triunfar -también- en la MSL: “Me siento entusiasmado, ya dije en el pasado que me siento como Benjamin Button: nací viejo y moriré joven”, comentó Ibra. “Cuando llegué a Inglaterra todos me dijeron que era viejo y que iba en silla de ruedas. Después de tres meses, conquisté Inglaterra”.

“Solo quiero salir ahí fuera y oler la hierba, tocar el balón”, agregó el delantero sueco. “Me siento como un niño al que le das un caramelo por primera vez y luego va persiguiendo caramelos. Ese soy yo ahora mismo persiguiendo el balón”, finalizó. Así sumó el león su primera presa estadounidense.

Deja un comentario