Marte es el planeta que simboliza la afirmación de cada persona, de su individualidad. Esta afirmación puede ser causa de confrontación con el ego de los demás y dar lugar a fuertes tensiones. De ahí, las imágenes con las que cada cultura ha interpretado el planeta Marte.

Así, en Mesopotamia, Marte era Nergal, dios del Inframundo y de las plagas. En Grecia era el odiado Ares, dios de la guerra, que sembraba la destrucción junto con Demos y Fobos, el Terror y el Temor. No obstante, Marte era muy popular en Roma pues, según la leyenda, era uno de sus fundadores.

Marte era muy popular en Roma ya que, según la leyenda, era uno de sus fundadores

Por su parte, Saturno, es el planeta más exterior en el septenario de la astrología clásica, formado por el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno.

Al ser el astro más lejano en el recorrido planetario alrededor del Sol, fuente éste de toda vida en nuestro planeta, Saturno es considerado como el astro que pone límites a un ciclo vital.

Por tanto, es considerado como el planeta que expresa los límites de una vida en concreto, es decir que simboliza la muerte.

Saturno es el planeta que simboliza la muerte

En Grecia, Saturno o Cronos, dios del Tiempo, era hijo de Urano, dios del Cielo, y de Gea, diosa de la Tierra. Urano, celoso del amor de Gea por sus hijos, nada más nacer uno, lo arrojaba al Tártaro, a los infiernos. El más joven, Saturno, ayudado por su madre, se rebeló, lo castró con una hoz y se proclamó dios del Cielo. Pero este reinado se vería ensombrecido a su vez por la amenaza del oráculo: también él sería destronado y vencido por un hijo suyo. Saturno, entonces, intenta desafiar al destino y devora a sus hijos en cuanto nacen. Pero cuando alumbra a Júpiter, Rea, desesperada, envuelve una piedra en pañales y se la da a Saturno en vez del niño. Una vez adulto, Júpiter destrona a Saturno, cumpliéndose el oráculo.

Saturno ha regresado recientemente al signo de Capricornio, tras unos 30 años de ausencia. Naturalmente, ello marca el inicio de un ciclo, iniciado en diciembre de 2017 y que terminará en marzo del 2020. Saturno es un signo de Tierra, que simboliza la dura y pura realidad.

El horóscopo del día El horóscopo del día (iStock)

Por otro lado, este pasado mes de marzo Marte ha ingresado en Capricornio, donde estará unos dos años y medio, formándose la conjunción de Marte con Saturno este 2 de abril.

En consecuencia, la energía vital de Marte, la lucha por afirmar la personalidad de cada uno, se enfrenta a los límites impuestos por Saturno. De ahí que, visto desde el ángulo negativo, sea una conjunción difícil, que frena las iniciativas.

Ahora bien, desde un punto de vista positivo, significa que las ansias de afirmación vital deben enmarcarse y expresarse dentro de un marco realista, que haga posible su realización, dentro de un tiempo y espacio concretos, cuyos límites los marca Saturno.

Éste es, en consecuencia, el mensaje que nos ofrece la conjunción de Marte con Saturno en Capricornio, de este día 2 abril 2018.Y que se expresará concretamente para cada uno de los signos, como podemos ver por los pronósticos diarios de La Vanguardia.

El mensaje se expresará de forma concreta para cada uno de los signos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.