El ponente de la Constitución Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón ha considerado hoy que la reforma constitucional es “posible y deseable” siempre que se haga de una manera “concreta”, es decir “si se sabe lo que hay que reformar” y además es “consensuada y pactada”.

En su comparecencia ante la Comisión sobre el modelo autonómico del Congreso, el político y jurista, que fue uno de los siete ponentes de la Constitución, como representante de UCD, ha dicho que si alguna vez se reforma la Carta Magna debe de ser “por los defectos que pueda tener, no alegando simplemente su antigüedad”.

“Creo que la reforma de la Constitución, si en su momento se acuerda y procede, es posible y deseable porque lo prevé la propia norma fundamental”

Miguel Herrero comparece hoy, junto con otros dos “padres” de la Constitución, Miquel Roca y José Pedro Pérez Llorca, para abrir las comparecencias de la Comisión territorial que podría ser la antesala de una futura reforma constitucional, justo en el año en que cumple 40 años.

“Creo que la reforma de la Constitución, si en su momento se acuerda y procede, es posible y deseable porque lo prevé la propia norma fundamental”, ha afirmado Herrero, pero ha puntualizado que todas las mejoras que se añadan “deben ser pactadas”, por lo que ha situado como las dos condiciones ineludibles “la concreción y el pacto”.

Cualquiera de las reformas constitucionales deben moverse “dentro de la legalidad” porque es “impensable” que se realice modificación “extralegal”

También ha advertido de que cualquiera de las reformas constitucionales deben moverse “dentro de la legalidad” porque es “impensable” que se realice modificación “extralegal”, que solo llevaría a la “ruptura y destrucción” del bloque constitucional actual que se consiguió a base de consenso.

En este sentido, ha puesto en valor que la actual Constitución de 1978 “fue consensuada y sigue consensuada” y eso es lo que le ha dado estabilidad y lo que la diferencia de toda la anterior historia constitucional española.

En declaraciones a los periodistas antes de su comparecencia, Herrero y Rodríguez de Miñón ya había manifestado que “lo que no puede haber son ni constituciones unilaterales, ni reformas unilaterales, ni movimientos unilaterales”, y que debe de ser reformada “si es que tiene defectos”, no por su antigüedad.

Asegura que se pueden hacer una serie de mejoras territoriales sin necesidad de reformar la Constitución y cree que un Estado federal es un sistema “polémico, indeterminado y costoso”

El compareciente aconseja asegurar unas competencias básicas del Estado y otras de las comunidades, eliminando las competencias compartidas; por otro, propone reformar el Senado para “coronar” el sistema, aunque ha dejado claro las dificultades de abordar este asunto. Para empezar ha abogado por introducir entre las funciones de esta cámara la Conferencia de Presidentes, que debería estar reglada y reunirse de forma obligatoria con regularidad.

Pero ha rechazado de manera categórica la posibilidad de que España vaya hacia un Estado federal ya que es un sistema “polémico, indeterminado y costoso”, por lo que descartarlo sería “un gran paso en el camino del consenso”. El político, jurista y consejero de Estado ha especificado que se pueden hacer una serie de mejoras territoriales sin necesidad de reformar la Constitución.

Herrero de Miñón ha defendido además el sostenimiento de la red de municipios del país y especialmente la existencia de las provincias y de las diputaciones, estas últimas como circunscripción electoral “ideal”. También en este caso ha propuesto reformas pero siempre dirigidas a perfeccionar esta estructura y mejorar su funcionamiento.

“Lo que no puede haber son ni constituciones unilaterales, ni reformas unilaterales, ni movimientos unilaterales”

Por otro lado, cabe destacar la presencia en la comisión del portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, cuya formación declinó participar en la Comisión para la Evaluación del modelo territorial creada a instancias del PSOE. Campuzano ha decidido finalmente asistir este miércoles a escuchar la primera comparecencia que ha acogido este órgano y que ha protagonizado Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón.

La antigua Convergència, al igual que hicieron ERC y Unidos Podemos, no quiso inscribir a ningún representante en este órgano constituido el pasado mes de diciembre, alegando que con el artículo 155 de la Constitución activo en Catalunya, no era oportuno abrir el debate sobre una eventual reforma del modelo de Estado.

El PDeCat se acerca a “escuchar” en la primera jornada de la comisión a la que rechazó sumarse

Pese a esta decisión, Campuzano ha estado durante unos minutos en la Sala Constitucional escuchando a Herrero y Rodríguez de Miñón, el primero de los tres ponentes constitucionales que comparecerán este miércoles. Eso sí, el portavoz del PDeCAT no ha intervenido.

El PDeCAT forma parte del Grupo Mixto, cuyo representante en este órgano es el diputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN) Íñigo Alli, quien participa con voz y voto en la comisión.

En esta primera sesión de trabajo también ha participado el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ya que todos los partidos de Grupo Mixto tienen voz en la comisión, aunque no voto. Aunque su socio electoral de Podemos se negó a sumarse a la comisión, Compromís sí decidió inscribirse y asistir a las reuniones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.