Tengo 55 años. Nací en Barcelona. Soy cantautor. Estoy divorciado y vivo con otra. Tengo un hijo de cada, Elsa (25 años) y Gil (12 años). Soy leo. No tengo carnet de conducir. ¿Tendencias políticas? Correctas. ¿Manías? Inconfesables.

Hace 37 años que canto y ahora presento No pasarán, disco con 19 canciones de la Guerra Civil con el que daré recitales en Madrid y Barcelona.

Saca disco con canciones de la guerra civil española. ¿Por qué?

Porque son muy bonitas y me encantan. Era material casi perdido y es un placer recuperarlo.

¿Arqueología o ideología?

Recuperación de nuestra memoria histórica, ahora que no se enseña la historia a los niños.

Comprenda que, para más gente cada día, la guerra civil es como la de Cuba.

La Guerra Civil, como la de Cuba o la de Gengis Kan, puede ser muy interesante según cómo se cuente… Y aún nos toca de cerca: los que mandan hoy estarían en el bando de Franco.

Hombre…

Mire cómo recibieron a pobres ex brigadistas en Madrid. ¡No les hicieron puñetero caso!

Diciendo esto, despídase de cantar su disco en al gún programa de TVE…

Piense que López-Amor (director general de RTVE) es muy amigo de Raimon, así que espero no tener ningún problema.

¿Qué le diría a un joven para que es cuchase e l disco o acudiese a su recital?

Joven, son canciones en castellano, lengua que vas a entender, tío, son muy bonitas, te lo vas a pasar muy bien. ¡Ven, burro, ven!

Por cierto, usted no había cantado nunca antes en castellano…

Ahora he hecho un cursillo para educar un poco la vocalización y el acento. No hay problema, vamos. Y si alguien me pidiese ahora que me justifique por cantar en castellano, ¡yo me la saco, se lo juro!

¿Pero… no rechazaba usted en cierta época a Serrat por cantar en castellano?

No. Siempre hemos sido amigos. Joan Manuel es íntimo amigo mío y estoy muy orgulloso, porque es un gran artista. Serrat dignifica nuestro oficio.

Por ley: 25% de canciones en catalán en las radios de Catalunya. ¿Está bien eso?

Es un tema complejo. No sé.

¿El espíritu guerrero es un buen estímulo para la creatividad musical?

No es eso. Es que si tú tienes talento y por desgracia te toca una guerra, ¡harás buenas canciones de guerra! Si eres malo y eres hiperrevolucionario, pues harás malas canciones revolucionarias.

¿Me pone un ejemplo?

Víctor Jara. El pobre era mejor dramaturgo que cantautor, dejando aparte su canción Te recuerdo, Amanda.

¿Cuál es la canción de guerra más bonita jamás compuesta?

La marsellesa. Y Santiago, de Pablo Milanés. Del disco Soldados del pantano, cantada por los republicanos y después por los nazis.

¿Era habitual que dos bandos cantasen una misma canción?

Sí, y eso sucedía en España con temas populares a los que cada bando ponía la letra de su gusto, como ¡Ay, Carmela! o El paso del Ebro .

¿Qué letras eran mejores, las repu blicanas o las franquistas?

Las republicanas. ¡No hay color!

¿Salvaría hoy algo del franquismo?

No, no, no. Nada de nada.

Sin Franco, ¿habría sido usted lo que ha sido, o sería otra cosa?

¡Sería un cantante de masas, ja, ja, ja!

Cantó una canción que decía “matad a la bestia verde”, alusión a la Guardia Civil.

Un día, después de cantarla en un pueblo, a finales de los años 60, me vino un chico y me dijo que era demagógica, porque si dices algo tienes que hacerlo. Y por eso dejé de cantarla.

Dejó de creer en la lucha armada.

Eso es otra cosa… Si hay pistolas.., ¿por qué para unos sí y para otros no?

Porque unos defienden la voluntad de la sociedad y otros son meros asesinos, ¿no?

Perdone, pero prefiero no hablar de este tema. No soy quién.

¿Qué bandera ondearía usted hoy?

En mi casa, la palabra bandera es una palabra prohibida.

Bien, pues, ¿contra qué lucha usted?

Sólo contra mí mismo. En mi oficio hay mucha competencia, gente buenísima. ¡Tengo la desgracia de ser íntimo amigo de Albert Pla, que es un genio!

Usted fue su descubridor: defínalo.

Cuando de un artista se dice “es muy simpático”, mal… De Albert Pla puedo decirle que es un gran hijo de puta.

¿Es cierto que ustedes dos viven juntos y lo com parten todo, incluida la mujer?

La mujer, no. Convivimos, sí. ¡Pero qué cosas le cuentan a usted!

También me dicen que tiene usted una gran colección de guitarras.

No: sólo 60. Pero sí, me interesan. Es que me hubiese gustado mucho, mucho serluthier. Ahora mismo me estoy fabricando una guitarra que tendrá un arpa dentro que sonará por resonancia.

Y también me han prevenido de que fabula bastante. ¿Cuál es su mejor trola?

A la policía: “Yo no sé nada”.

¿Qué recuerda más de sus días de clandestinidad política?

Que los del PSUC venían y te preguntaban: “¿Tienes alguna cama libre en casa?” Y si decías “sí”, ¡pam!, te metían a alguien en casa. El caso es que hoy mi casa sigue con las puertas abiertas, siempre llena de gente. Ahora mismo hay unos músicos africanos que corrían por Barcelona. ¿Quiere usted venir?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.