El hambre y el apetito son conceptos diferentes aunque en la mayoría de los casos se confunden.Es importante aprender a diferenciarlos para poder combatir la obesidad y el exceso de peso.

Una persona puede tener apetito a pesar de haber saciado su hambre, porque el apetito es una sensación que induce a comer algo por deseo de placer.

¿Qué es el hambre?

El hambre es una necesidad fisiológica para aportarle al cuerpo todos los nutrientes que necesita para vivir.

El hambre es una carencia de nutrientes en las células del organismo

El hambre es la necesidad fisiológica del cuerpo para conservar la vida

El hambre es una sensación visceral e involuntaria

El hambre es un proceso vital que se puede satisfacer con cualquier alimento

El hambre es un instinto de supervivencia

¿Qué es el apetito?

Apetito es el deseo de comer por placer

El apetito es un conjunto de sensaciones que se encuentran en la boca y el estómago

El apetito hace que nos alimentemos para dar placer al estómago

El apetito es más selectivo que el hambre

En el apetito intervienen factores como los olores, los sabores y la presentación de los alimentos.

En el apetito también interviene el contexto social en el que se mueven las personas

Cuando tenemos apetito comemos más calorías de las que necesitamos y si no las gastamos se convertirán en grasa. Por eso es fundamental saber reconocer sensaciones como el hambre, la satisfacción y la saciedad. El hambre es una sensación fisiológica que nos incita a comer para alimentar el cuerpo y la satisfacción es la sensación que sentimos cuando hemos saciado el hambre. La saciedad es la sensación que tenemos hasta que el hambre vuelve a aparecer.

Hambre y apetito, aprende a escuchar a tu cuerpo

Para saber diferenciar el hambre del apetito hay que aprender a escuchar el cuerpo.El hipotálamo es la parte del cerebro encargada de reclamar el aporte de alimentos cuando el cuerpo lo necesita y también de avisar cuando hemos comido lo suficiente. Pero el problema radica en que existen algunos alimentos que son capaces de engañar al hipotálamo para inducirnos a comer más. Estos alimentos son las grasas y los azúcares.

¿Cómo controlar el apetito?

Controlar el apetito no se consigue solo con fuerza de voluntad, hay que tener unos buenos hábitos alimentarios y una buena rutina de descanso.Para conseguir controlar el apetito te serán útiles estos consejos:

  • Es mejor que realices 5 comidas al día: desayuno, comida y cena y una a media mañana y otra a media tarde porque demasiadas horas sin comer hace que tengamos un bajón de azúcar que nos va a generar hambre.
  • Consume alimentos con fibra porque la fibra da sensación de saciedad
  • Consume proteínas como huevos, carne, pescado, lácteos
  • Aprende a gestionar tu estrés
  • Descansa lo suficiente

Ahora que ya conoces la diferencia entre hambre y apetito procura no volver a confundirlos.


Source link

Deja un comentario