Los efectivos han trabajado toda la noche sin que se haya conseguido acceder al fondo del agujero, de 110 metros de profundidad

Los equipos de rescate siguen intentando acceder al fondo del pozo donde cayó el niño de dos años en Totalán (Málaga) sin conseguir resultados, tras más de 17 horas de trabajo, han informado fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias 112 Andalucía. De momento, lo único que se ha encontrado es la bolsa de chucherías que el menor llevaba en la mano cuando se precipitó al agujero, según informa ‘El País’, pero nada más.

Los efectivos han continuado trabajando durante toda la noche sin que de momento se haya conseguido acceder al fondo del pozo, de 110 metros de profundidad y 25 centímetros de ancho.

Parte del personal que ha estado trabajando durante toda la noche será relevado antes de las ocho de mañana para que otros equipos continúen con la labor.

Los trabajos se centran en acceder con una cámara para visualizar dónde se encuentra el pequeño, aunque a 80 metros de profundidad ésta ha topado con un tapón de tierra, posiblemente tras un desprendimiento. Por otro lado, también se trata de averiguar si hay agua en el fondo del agujero.

Un centenar de personas participan en el operativo de rescate del niño desde las 14 horas de este domingo, cuando el padre del pequeño y el 112 avisaron a la Guardia Civil de que había caído por el agujero, un orificio de prospección para la búsqueda de agua, en esa zona de la sierra.

Al lugar se desplazaron efectivos del 112, Consorcio Provincial de Bomberos, Protección Civil, el Equipo de Rescate e Intervención de Montaña (EREIM) de Álora y Granada, submarinistas del instituto armado y bomberos de Málaga capital. así como empresas privadas que están facilitando ayuda y maquinaria para tratar de localizar al menor.


Source link

Deja un comentario