Llega la gestión fiscal más importante y a la vez temida por la mayoría: la Declaración de la Renta 2017. En la declaración nada puede fallar, puesto que cualquier error puede perjudicarnos y beneficiar a Hacienda. Es el momento de plantearse si recurrir a la ayuda de un asesor y consultar si el borrador está correcto para presentarlo.

“En todos los casos es recomendable consultar a un gestor”, sentencia Concha Forteza, miembro de la Comisión Fiscal del Col·legi Oficial de Gestors Administratius de Catalunya, aunque reconoce que es “especialmente aconsejable” para las personas que hayan obtenido “cualquier ganancia patrimonial como una herencia o si tienen una actividad económica”.

Hacienda no lo sabe todo

Los productos financieros complejos, según la especialista, deben dejarse en manos de un profesional, que analizarán las novedades y el patrimonio del usuario para reflejarlo en el borrador. “Es cierto que Hacienda da muchas facilidades para hacer la declaración, como por ejemplo la nueva ‘app’ con la que se puede presentar, pero la renta es una norma bastante compleja, por lo que hay que revisar varias veces los datos y ante cualquier duda consultar un gestor”.

Hacienda no lo sabe todo de los contribuyentes ni de las particularidades de cada uno de ellos. Forteza considera que “un manual con más de mil páginas no puede ser algo sencillo” y hace hincapié en que en el borrador “hay datos que faltan”, porque hay “muchas situaciones que se escapan de los ojos de Hacienda”.

Por ejemplo, un nacimiento o una discapacidad deben constatarse en el borrador porque cuentan con deducciones de las que solo se saldrá beneficiado si se declaran.

Hay “muchas situaciones que se escapan de los ojos de Hacienda”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.