El ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González ha asegurado en la Audiencia Nacional que, cuando llegó al poder, le sorprendió cómo conocían y se interesaban desde la sede nacional del PP de las adjudicaciones públicas que iba a contratar el gobierno autónomo y cómo Álvaro Lapuerta llamaba para favorecer a empresas determinadas, siendo tesorero del partido.

González ha revelado al juez José de la Mata, instructor de la Caja B del PP, la mecánica que seguía el tesorero en sus mediaciones para favorecer a determinados empresarios que pagaban con dinero negro al partido.

Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta, gerente y tesorero del partido en aquella época, era quienes “controlaban todas” las adjudicaciones de la Comunidad de Madrid, según ha revelado Ignacio González e indican fuentes jurídicas presentes en la declaración.

Ignacio González, que ha declarado como testigo, dice que nada más llegar a la vicepresidencia del Ejecutivo madrileño en 2003, descubrió con sorpresa este control que ejercían desde la tesorería del PP y dio instrucciones a sus subordinados de no atenderlos, y que ahí empezaron sus problemas políticos en el partido y su caída en desgracia.

En otras dos ocasiones fue el propio Bárcenas que llamaba desde “Génova, 13” de Madrid (sede nacional del partido) para interesarse por las adjudicaciones, ha revelado González según las mismas fuentes.

Ha admitido que conoció la grabación del empresario Rafael Palencia en la que reconoce que daba dinero a Álvaro Lapuerta, y ha admitido que así lo abordó en una conversación con el exministro Eduardo Zaplana que fue interceptada en el caso Lezo, sobre corrupción en el Canal de Isabel II.

González y Zaplana aseguran en su conversación telefónica que el empresario Rafael Palencia “le daban pasta a Álvaro Lapuerta y no sé si a Rajoy”. Esta grabación fue facilitada a Julio Ariza (fundador de Intereconomía) quien después “se fue a ver a Mariano a chantajearle”, según esta conversación pinchada en el caso Lezo cuando González ya sabía que era investigado por haber recibido un soplo.

(Habrá ampliación)

Deja un comentario