Se cree que el avión espacial VSS Unity, con capacidad apara un total de 8 pasajeros, podrá pronto volar a la atmósfera usando sus motores de cohetes.

Virgin Galactic ha efectuado con éxito su primera prueba espacial del año sobre el desierto de Mojave en California, donde su VSS Unity, una nave espacial diseñada para transportar hasta ocho personas al espacio (6 turistas y 2 pilotos), completó un vuelo de alta velocidad, informa Space.com

“El vuelo de prueba probó el rendimiento, la estabilidad y el control del vuelo transónico”, escribió la compañía aérea en un comunicado. “Después de la liberación de la nave nodriza VMS Eve, la nave espacial fue inmediatamente empujada hacia un descenso pronunciado, acelerando a 0.9 Mach, en torno a la velocidad máxima que podemos lograr sin encender el motor del cohete”.

Se cree que el avión espacial, que alcanza una altitud de unos 15.000 metros a través de su nave nodriza, pronro podrá volar a la atmósfera haciendo uso de sus potentes motores, realizando después un aterrizaje convencional en pista.

Richard Branson, fundador de la compañía, confesó a The Telegraph el año pasado que esperaba que el vuelo espacial para turistas estuviera disponible para finales del 2018. “Me decepcionaría mucho si el programa no está en marcha para el final del próximo año“, dijo.

Esta prueba se contempla como el posible preludio de un vuelo a la estratosfera que muy pocos podrán permitirse. El servicio privado de transporte de pasajeros que planea operar Virgin Galactic costará unos 250.000 dólares por billete. Pese a lo elevado del ‘pasaje’, ya acumula 600 reservas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.