Al menos 13 personas han muerto en los aludes ocurridos este martes en el condado de Santa Bárbara, en el sur de California, mientras una veintena de vecinos permanecen desaparecidos.

Los deslizamientos son consecuencia de una fuerte tormenta invernal que azotó el área la noche anterior, informan medios locales.

Además, al menos 300 personas han quedado atrapadas en Romero Canyon, en la localidad Montecito del mismo condado, y los servicios de rescate ya trabajan para rescatarlos.

Según las autoridades locales, la madrugada de este martes se produjo en la zona un “flujo catastrófico” de escombros y el barro, y el área está siendo tratada como “zona de rescate”.  En las labores participan alrededor de 500 bomberos de todo el estado de California y ocasionalmente se emplean helicópteros.  

Al mismo tiempo, en algunas zonas de la ciudad de Burbank, del condado de Los Ángeles, fueron ordenadas evacuaciones obligatorias ante la llegada de un alud.

En la red circulan imágenes de vehículos destrozados por el fenómeno natural. La zona afectada por el alud también tiene que hacer frente a las consecuencias de la ruptura de una tubería maestra de gas y a la caída de líneas eléctricas.

Afortunadamente, en la ciudad no se han registrado heridos .

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.