El ex conseller de Interior Joaquim Forn es uno de los cuatro investigados por presunta rebelión que se encuentra actualmente en prisión incondicional. El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena considera que es uno de los máximos responsables de lo ocurrido al ser la persona que controlaba a la Policía autonómica. Este jueves va a ser interrogado por el instructor, a petición propia, para desmontar la investigación de la Guardia Civil y rechazar de plano que los Mossos actuaran con pasividad en los hechos del 20 de septiembre así como el día del referéndum el 1 de octubre.

Según explican fuentes jurídicas a La Vanguardia, en la declaración de este jueves no se analizará la modificación de las medidas cautelares impuestas a Forn y a los presidentes de las asociaciones ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, que también declaran el mismo día. Sin embargo, pedirán de nuevo su libertad a través de un escrito después de la toma de declaración.

Ninguno de ellos ha declarado sobre el fondo del asunto y quieren que Llarena escuche sus explicaciones y sus actuaciones. Forn es junto al ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras el único ex conseller que se encuentra en prisión. Del resto, el instructor consideró que no existía un riesgo se reiteración delictiva tan evidente como en su caso. Para Forn, le afectó negativamente el hecho de ser su Conselleria de la que depende el cuerpo policial autonómico, cuya actuación está puesta en entredicho.

Órdenes a los Mossos

Por esta razón, este jueves defenderá ante el magistrado cuáles fueron las líneas de actuación de los Mossos d’Esquadra, qué órdenes recibieron y negará que éstos actuaran con pasividad en los altercados del 20 de septiembre en frente de la Conselleria de Economía mientras la Guardia Civil llevaba a cabo un registro ordenado por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona y durante el 1 de octubre.

Intentará aclarar al magistrado qué reuniones se celebraron al respecto y cuales fueron las directrices dadas a los Mossos. En su contra, tiene la versión tanto de la Guardia Civil como de la Fiscalía, que sostienen que el cuerpo policial autonómico hizo dejación de sus funciones e incumplió las órdenes del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya de cerrar colegios y evitar que se colocaran las urnas, como responsables de la seguridad ciudadana.

Datos a favor y en contra

A su favor, posee la anotación del ex número 2 de Junqueras en Economía, Josep María Jové, que dejó reflejado en un cuaderno todas las reuniones para la hoja de ruta hacia la independencia. En éste, aparece un apunte sobre el ex presidente catalán, Carles Puigdemont, quien habría asegurado que los Mossos “harán siempre lo que digan los jueces”.

Mientras tanto, el magistrado todavía tiene pendiente resolver la petición de la Fiscalía de incorporar como investigados a la causa del Tribunal Supremo al mayor de los Mossos, Josep Luis Trapero, y a Jové, al considerarles piezas clave en el plan para conseguir la independencia de Catalunya saltándose la ley.

¿Cambio de circunstancias?

Las declaraciones de este jueves en el alto tribunal de Forn, Sànchez y Cuixart se produce tras su petición voluntaria. Todos ellos fueron inicialmente interrogados y enviados a prisión por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, tras la admisión a trámite de la querella. A priori, ha pasado sólo un mes desde que Llarena acordó mantenerles en prisión por lo que no se espera que haya un cambio de su situación procesal. No obstante, el magistrado adoptará una nueva decisión a la vista de lo que declaren los investigados.

Llarena, que inicialmente sólo admitió la querella contra la Mesa del Parlament, optó posteriormente incorporar al ex Govern y a los presidentes de las asociaciones en la causa que llevaba él contra la Mesa del Parlament. Tras asumir toda la causa, el pasado 4 de diciembre citó a todo los miembros del Govern cesado y a Sànchez y Cuixart para que alegaran ante el instructor las razones por las que consideraban que debían quedar en libertad.

Versiones no convincentes

Al juez le convenció la explicación de la gran parte de los ex consellers excepto la de Junqueras, Forn y los ‘Jordis’. Inmediatamente después de que confirmara la prisión de éstos, solicitaron volver a declarar ante el instructor, pero esta vez para entrar en el fondo del asunto y poder dar todas las explicaciones pertinentes.

Así lo hicieron tanto los presidentes de ANC y Òmnium como Forn. Sin embargo, Junqueras optó por recurrir en apelación aquel auto para que los estudiara una Sala de tres magistrados del Tribunal Supremo distintos a Llarena. El tribunal resolvió el pasado viernes que el ex vicepresidente debe permanecer encarcelado y relató todos los indicios que existen de la comisión de un delito de rebelión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.