Carme Forcadell ha confirmado este mediodía lo que era un secreto a voces: no repetirá como presidenta del Parlament. La diputada electa por ERC ha asegurado en rueda de prensa que la decisión la tomó hace tiempo, antes incluso de las elecciones del 21 de diciembre. Forcadell renuncia a ser nuevamente la segunda autoridad institucional de Catalunya por consejo de sus abogados, quienes consideran que complicaría su situación involucrada como está en un proceso judicial por un presunto delito de rebelión, sedición y malversación y facilitar la votación en la Cámara catalana de la declaración de independencia. Por ello, ha asegurado que la presidencia del Parlament debe recaer ahora “en una figura libre de procesos judiciales”.

“El día que abramos la puerta a la censura ya no la podremos cerrar”, ha señalado Forcadell, al tiempo que ha reforzado la idea de que el nuevo presidente de la Cámara debe estar libre de causas judiciales porque “en el Parlament se tiene que poder hablar de todo” y “porque no podemos saber qué iniciativas parlamentarias se presentarán en la nueva legislatura”. Un mensaje que puede interpretarse como una incógnita en la vía que puedan tomar las fuerzas independentistas. De este modo, ha emplazado a aquellos que puedan conformar la nueva Mesa a garantizar que “los debates de la calle puedan entrar en la Cámara, ya sean sobre la independencia, la pobreza energética o la igualdad entre hombres y mujeres”.

Carme Forcadell

“Cuando tuve el honor de asumir esta presidencia tenía claro que sería per un período no excesivamente largo y excepcional”

Forcadell ha considerado que ha cerrado un ciclo al frente de la institución catalana. “Cuando tuve el honor de asumir esta presidencia tenía claro que sería per un período no excesivamente largo y excepcional”, ha afirmado. Además, se ha mostrado satisfecha con su labor, “pese a las dificultades, las situaciones imprevistas, la judicialización y los errores”.

La todavía presidenta del Parlament ha renunciado a renovar el cargo, pero continuará como diputada. Sin embargo, no ha querido revelar si espera ocupar algún cargo gubernamental: “Me presenté a las elecciones para ser diputada. Intentaré estar al servicio del país y de todas las personas que nos votaron”,se ha limitado a decir.

Forcadell también ha hecho balance de la anterior legislatura, que ha calificado de “breve, intensa y excepcional”, así como de “alto voltaje político”. Así, ha destacado que se han aprobado 26 leyes en dos años, “algunas relevantes para la vida de las personas”. En este punto ha resaltado iniciativas como la ley del cambio climático, la creación de la agencia catalana de la seguridad social. Sin embargo, ha lamentado que buena parte de estas leyes hayan sido suspendidas por el Tribunal Constitucional, pendientes todavía de sentencia. “Algunas de estas fueron aprobadas sin ningún voto en contra”, ha querido hacer notar Forcadell.

Carme Forcadell

“En el Parlament se tiene que poder hablar de todo”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.