La ronda Litoral entre la Zona Franca y el Morrot finalmente se ampliará tal y como quería el Ayuntamiento de Barcelona. El ministerio de Fomento ha aceptado las alegaciones del Consistorio y ejecutará las obras siguiendo el proyecto del gobierno municipal. La propuesta escogida suprime la construcción de un nuevo viaducto que ampliaba la capacidad de la vía a cuatro carriles de entrada y cuatro de salida. En su lugar, redistribuye el tráfico entre dos laterales y dos carriles centrales.

El viaducto actual se mantendrá con dos carriles por sentido pero se reformulará y se entenderán como si fueran unos laterales por los que se desviará el tráfico local. Debajo se construirá una nueva vía también de dos carriles por sentido por los que circulará la ronda propiamente dicha para todos aquellos vehículos de paso.

Las obras tendrán un presupuesto de unos 137 millones

“Hemos estudiado las alegaciones y hemos llegado a la conclusión de que efectivamente era mejor separar el tráfico urbano”, ha reconocido el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, desechando la propuesta sacada a información pública en enero en la que se planteaba la construcción del nuevo viaducto.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna junto a la concejal de urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna junto a la concejal de urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz (Alejandro Garcia / EFE)

La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, mostró su rechazo más absoluto cuando se conoció la propuesta inicial de Fomento y ha mantenido diversas reuniones con los responsables de Carreteras del ministerio durante los últimos meses. Hoy ha celebrado el cambio de postura del ministerio de Fomento. “La solución escogida es la buena, el elemento central debe ser conectar la ronda y la ciudad”, ha asegurado Sanz, que había alertado de que la opción inicialmente propuesta por De la Serna provocaba un cuello de botella en la ronda que podía tener más efectos negativos que positivos.

Las obras tendrán un presupuesto aproximado de 137 millones de euros. Para poder ejecutarlas será necesario actuar sobre la estación de mercancías de Can Tunis. El puerto de Barcelona será el encargado de la actuación. Según De la Serna, para ellos “no es una carga, sino un factor de oportunidad”.

Las obras de la Sagrera siguen su curso y rescisión del contrato de la estación Sant Andreu Comtal

El anuncio se ha dado a conocer durante la visita del ministro a las obras de la Sagrera, que siguen su curso. Uno de los aspectos que quedaban pendientes era la estación de Sant Andreu Comtal. Después de una auditoria para ver si era posible hacer una modificación que permitiera retomar las obras, el ministerio de Fomento ha optado por rescindir el contrato que se encuentra inmerso en la investigación judicial y volverá a licitar uno nuevo.

El trámite ya se ha iniciado y en cuanto concluya se licitará de nuevo un contrato acotado a lo más urgente y necesario: la estación de Sant Andreu Comtal y la playa de vías de estacionamiento para descongestionar la estación de Sants. Si se cumple el calendario previsto por el ministerio, los trabajos deberían salir a concurso público después del verano.

Mientras tanto, las obras del colector de la rambla Prim, la estructura de la estación de la Sagrera y los accesos siguen adelante, manteniendo el 2020 como fecha de finalización prevista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.