El expresidente del Palau de la Música, Fèlix Millet, principal imputado en el juicio del caso Palau, ha asegurado que no quiere pensar en la posibilidad de entrar en prisión una vez que la Audiencia de Barcelona dé a conocer la sentencia de la causa que comunicará el próximo 15 de enero. En declaraciones a Catalunya Ràdio, el exdirigente de la entidad no ha querido aventurarse a la hora de especular con una posible sentencia condenatoria, pero ha vuelto a alegar, como durante su declaración en el juicio, los problemas de movilidad que padece.

“No quiero ni pensar en ello, y por favor, no quiero hablar de eso, me espero a la sentencia y ya veremos qué hacemos”, ha señalado el saqueador confeso del Palau de la Música, para después insistir en los problemas físicos que arrastra y que podrían servirle para atenuar el golpe de un posible fallo condenatorio. “Me duele mucho la espalda” y, como consecuencia de eso, “me cuesta mucho caminar” porque “tengo la espina dorsal torcida”, ha explicado.

Millet se enteró en el momento de la entrevista que la sentencia del caso se conocerá dentro de 11 días y confesó que aunque tenía relación todavía con Jordi Montull y había hablado con él sobre el caso, no habían comentado la novedad de la fecha.

La sentencia del tribunal puede suponer una condena de cárcel teniendo en cuenta que el fiscal pide 14 años de prisión para él y para su cómplice Jordi Montull. Pero Millet se ha quejado de que la sentencia llegue con tanto retraso teniendo en cuenta que el juicio acabó en junio y que se esperaba para septiembre: “La esperaba antes, sinceramente”, ha comentado.

En otro orden de cosas, Millet ha explicado que fue a votar, “como siempre”, el pasado 21 de diciembre en las elecciones catalanas, pero ha evitado comentar si estos comicios y el ‘procés’ independentista habría sido el motivo del retraso a la hora de conocer el fallo. Millet se ha limitado a explicar que “no quiero hablar de independencia. Quiero hablar de libertad”, ha matizado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.