A los que le gustan el boxeo, el drama y el género negro, podrán disfrutar de la novela escrita por las manos de Gardner.

Los principales personajes y el reparto son lo suficientemente interesantes para atraer a ese lector en busca de esa mezcla: acción-drama, que te deja esa sensación de haberlo vivido o visto en la vida real.

Como dicen los autores de libros y directores de películas, “cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia”.  

¿Dé que trata Fat City?

Se desarrolla en la localidad de Stockton (California), una ciudad industrial en mal estado, es la representación enclenque de una serie de personas, en palabras de Gardner, “aplastadas por la monumental desdicha del presente”.

La narrativa se enfoca en Billy y Ernie, luego se retira para revelar un elenco más amplio de personajes. Para los hombres de Fat City, la vida existe únicamente en el pasado: en peleas que se lucharon y ahora se olvidan.

El escenario son: el Gimnasio Lido, el Hotel Coma, los comedores de Main Street y los bares sucios, días como largos crepúsculos en casas ocultas por arbustos no recortados y nogales negros.

En la mayoría de los capítulos, contienen una escena de combate. Con un final sorprendente y un poco confuso.

¿Cómo están descritos los protagonistas?

Billy Tully, un agotado púgil, abandonado por su esposa, de quien aún está enamorado. Ya casi a sus treinta años, divide su tiempo entre la bebida y hoteles sucios.

Tully no ha boxeado durante años, atormentado por la creencia de que “había renunciado a su carrera demasiado pronto” contempla  un regreso al ring.

Ernie Munger, de dieciocho años,  trabaja en la estación de gasolina de  Stockton.

Empieza a entrenar para boxear, a medida que va a avanzando, comienza a saborear la vida, logra casarse con la chica de la se enamoró. Descubre su potencial en el boxeo.

Gardner y Fat City

Fat City se publicó por primera vez en 1969 y, es la única novela de Leonard Gardner.

La escribió como una elegía malhumorada para los soñadores rebeldes que luchan en las arenas de las ciudades de tanques, y luego se retiran a las bodegas y las bodas de escopeta, el trabajo diurno y los atracones de bebedores.

¿Sabías que esta historia no se quedó solo en páginas? Pues se convirtió en una película en 1972. El mismo Gardner, escribió el guión. Este escritor también fue boxeador antes de escribir el libro.


Source link

Deja un comentario