Hervé Falciani, detenido este miércoles por la Policía Nacional, pasa este jueves a disposición de la Audiencia Nacional y concretamente del Juzgado Central de Instrucción número 6 de este órgano, que ya entendió anteriormente de un proceso de reclamación similar, han informado a Europa Press en fuentes jurídicas.

Suiza reclamó a España la extradición del ingeniero informático, que quedó registrada por la Policía Nacional en el sistema Sirene el pasado 19 de marzo, para que el exinformático del banco HSBC cumplidera la condena dictada por el Tribunal Penal Federal suizo que en noviembre de 2015 lo condenó a cinco años de cárcel por las filtraciones sobre fraude fiscal y blanqueo de más de 100.000 clientes de esta entidad financiera.

La comunicación, grabada en la Unidad de Sirene, señala que la sentencia contra el experto informático “es firme desde el 02.05.2016 conforme a la legislación suiza, no hay necesidad de emitir una orden de detención contra esta persona al tener la sentencia el mismo rango/validez que una OEDE (Orden de Detención Europea)”.

Falciani tenía programado un acto en la Universidad Pontificia de Comillas como ponente en una jornada de debate bajo el título: “Cuando decir la verdad es heroico”. Una fuente de la universidad dijo que el acto, organizado por la Plataforma por la Justicia Fiscal, no fue suspendido como consecuencia de la detención, que se produjo supuestamente a las puertas de la universidad, aunque este extremo no pudo ser confirmado.

Mayo de 2013

La Audiencia Nacional aceptó la petición de la Fiscalía y rechazó la extradición al entender que denunció “actividades sospechosas de ilegalidad e incluso constitutivas de infracciones penales que de ninguna manera son susceptibles de legítima protección”

En mayo de 2013, la Audiencia Nacional aceptó la petición de la Fiscalía y rechazó la extradición a Suiza del informático, al entender que denunció “actividades sospechosas de ilegalidad e incluso constitutivas de infracciones penales que de ninguna manera son susceptibles de legítima protección”.

De hecho, el Tribunal Supremo aceptó la lista Falciani como prueba válida para condenar en España a un acusado por delitos fiscales y ha sido usada en investigaciones judiciales al revelar el nombre de españoles que tenían cuentas opacas en Suiza, además de investigar al propio banco. Gracias a la “lista Falciani” Hacienda pudo recaudar alrededor de 300 millones de euros en regularizaciones fiscales.

Falciani había quedado en libertad provisional tras su primera detención en España, la practicada en Barcelona el 1 de julio de 2012. El país helvético le reclamó por haber sustraído presuntamente datos del HSBC, la conocida como ‘lista Falciani’, con los que habrían sido identificados 130.000 evasores fiscales.

Además de en España, en el documento consta que el formulario de extradición también se había remitido a Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein. La calificación legal de los hechos imputados a Falciani es el de espionaje industrial. Mientras Falciani argumentaba que con la filtración trataba de ayudar a los gobiernos a perseguir a los ciudadanos que evadían impuestos en cuentas suizas, en 2015 un tribunal suizo condenó a Falciani in absentia a cinco años de prisión por espionaje industrial.

Gracias a la “lista Falciani” Hacienda pudo recaudar alrededor de 300 millones de euros en regularizaciones fiscales

En el relato de hechos se detalla el pasado como analista del HSBC de Falciani, que fue detenido pasadas las seis de la tarde de este miércoles por agentes del Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales de la Comisaría General de Policía Judicial cuando iba a participar en unas charlas sobre evasión fiscal en la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid.

“Sobre el arrestado pesaba desde el 19 de marzo una Orden Internacional de Detención para su extradición dictada por las autoridades suizas para el cumplimiento de una sentencia en firme de cinco años de prisión”, ha explicado en un breve comunicado la Policía Nacional, que añade que, “tras varias pesquisa los agentes habían averiguado que esta tarde iba a dar una conferencia en un centro universitario de la capital madrileña”.

En dicho relato de hechos se menciona el viaje que Falciani realizó a Líbano del 2 al 9 de febrero de 2008 “con el fin de proponer los datos bancarios de clientes a varios establecimientos bancarios en Beirut”. “Presentándose con una identidad falsa, con el nombre de Rubén Alchidiack”, recoge la comunicación policial, “Falciani entregó a sus interlocutores una tarjeta de visita” en la que figuraba como jefe de ventas de una empresa ficticia.

“Falciani afirmó tener la lista completa de cinco grandes bancos con sede en Suiza; estar en medida de acceder al sistema de información y tener detalles sobre todos los clientes de HSBC Suiza: es decir 20.000 empresas, 107.181 personas y el historial de sus haberes desde hace varios años, así como su situación actual”, señala la ficha policial consultada por Europa Press.

El experto informático, cuya lista se ha utilizado para intentar recuperar miles de millones de euros en impuestos en países como España, Francia e Italia, huyó a Francia en 2009 después de que el HSBC descubriera la filtración de los datos y lo pusiera bajo investigación.

Se da la circunstancia de que supuestamente se encuentran en Suiza la exlíder de ERC Marta Rovira – acusada de rebelión por su papel en el referéndum y posterior declaración unilateral de independencia – y la ex dirigente de la CUP Anna Gabriel, también acusada en España de desobediencia por el mismo proceso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.