La polémica ley, que data de 1913, busca garantizar un sustento económico para este colectivo. El Tribunal Constitucional de la nación la acaba de ratificar.

Existe un país donde el oficio de masajista está reservado exclusivamente a los invidentes: Corea del Sur. El pasado martes, el Tribunal Constitucional de la nación ratificó la polémica ley, según informa The Straits Times.

En 1913, se elaboró una ley en el país asiático según la cual solo las personas invidentes podían dar masajes de manera legal. A pesar de haberse impugnado hasta en cuatro ocasiones, la ley sigue en pie. El Tribunal Constitucional surcoreano ha alegado que la razón por la que se mantiene esta legislación es garantizar un sustento económico para este colectivo.

En los últimos años ha aumentado la demanda de masajistas en el país, motivo por el cual muchos surcoreanos han pedido que las autoridades deroguen la ley, cuyo incumplimiento conlleva multas de hasta 4.500 dólares o, en el peor de los casos, condenas de tres años de cárcel.

Según la cláusula 1 del artículo 82 del Código Médico de Corea del Sur, solo las personas invidentes pueden ejercer como masajistas legalmente. No obstante, y según señala el Ministerio de Salud del país asiático, solo 9.742 de los masajistas oficiales son invidentes, un porcentaje muy pequeño de la cifra real de masajistas, la mayoría de los cuales ejercen en salones de masaje ilegales y provienen de China y Tailandia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.