Las autoridades estadounidenses han confirmado la destrucción de un tanque del Ejército sirio modelo T-72 en un enfrentamiento que tuvo lugar el pasado domingo en medio de la creciente escalada de violencia que vive el país árabe.

Oficiales del Pentágono han asegurado que la acción se llevó a cabo en respuesta a una agresión del propio carro de combate, por lo cual las tropas estadounidenses organizaron una ofensiva aérea con drones y grupos opositores.

“Hemos llevado a cabo una estrategia de defensa propia para protegernos”, expresó el comandante de la Fuerza Aérea estadounidense Jeffrey Harrigan.

Se trata del segundo ataque en una semana que las tropas estadounidenses llevan a cabo contra el Ejército sirio. Estos han tenido lugar mientras Moscú acusa a Washington de estar planeando permanecer indefinidamente en la nación árabe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.