Imágenes lamentables y vergonzosas las que dejó el choque entre el Liverpool y el Manchester City. Estampas de otra época las que se vivieron en los prolegómenos del encuentro disputado en Anfield. A su llegada al mítico estadio, el autobús del equipo de Guardiola fue objeto del lanzamiento de numerosos objetos y de un recibimiento muy hostil, digno de los años 80.

Los hechos provocaron incluso que Jürgen Klopp, técnico red, compareciese tras el partido ante los medios para pedir perdón en nombre del Liverpool. Un gesto que agradeció minutos después el propio Guardiola. Las imágenes que recogieron algunas cámaras de televisión han ido a más este jueves, con la publicación de un vídeo por parte de Manel Estiarte, mano derecha del técnico catalán.

El autobús recibió el impacto de monedas, botes de humo e incluso botellas de vidrio

El ex waterpolista ha publicado en su cuenta de Instagram un vídeo de un minuto grabado con su móvil desde dentro del autobús. Unas imágenes que sólo hacen daño al fútbol y en las que se puede comprobar la hostilidad que mostraron los hooligans del Liverpool. El audio del vídeo es espeluznante y se pueden escuchar innumerables impactos de objetos contra el vehículo, incluidos algunos botes de humo.

Durante la secuencia se escucha también a Guardiola comentando los hechos y mencionando a la “policía”. Los sucedido molestó mucho al entrenador de Santpedor, al que una cámara de televisión captó bajando del autobús felicitando irónicamente a los empleados de seguridad y diciendo la palabra “shame”, vergüenza en inglés.

El encuentro, correspondiente a la ida de cuartos de final de la Champions, concluyó con una contundente goleada del Liverpool por 3 a 0.

Deja un comentario