El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado hoy a España por los malos tratos infligidos a dos miembros de la organización terrorista ETA durante su arresto e incomunicación y por no investigar después estos delitos. El Estado español ha sido condenado a indenmizar a los terroristas por haber vulnerado el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo, Francia.

Se trata de los etarras Igor Portu Juanenea y Martín Sarasola Yarzabal, que en diciembre de 2006 hicieron estallar una bomba con 200 kilos de explosivos en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas de Madrid.

Aunque avisaron en tres ocasiones de la colocación del artefacto y las fuerzas de seguridad pudieron desalojar las instalaciones, se produjeron dos víctimas mortales, dos ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana que se encontraban durmiendo en sus vehículos y no se dieron cuenta de las alarmas que instaban a abandonar el lugar. Este atentado rompió la tregua que la banda armada mantenía hasta la fecha.

Con este fallo, el TEDH condena a España a pagar a los dos demandantes 30.000 y 20.000 euros, respectivamente, como consecuencia de la realización de tratos inhumanos durante su arresto y detención y posteriormente, en el aspecto procesal, por negarse a investigar los posibles delitos, que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos considera acreditados, entre otras pruebas, por medio de certificados médicos y de ingresos hospitalarios.

Deja un comentario