ERC y PDeCAT votarán con PP y Cs contra los PGE y dicen que a Sánchez le interesa adelantar elecciones

[ad_1]

Los representantes del PP, el PSOE y Ciudadanos en la Mesa del Congreso han rechazado la propuesta planteada por Compromís para que el Pleno votase este miércoles por separado las seis enmiendas a la totalidad registradas por la oposición a los Presupuestos Generales de 2019. Eso significa que los dos grupos independentistas, ERC y PDeCAT tendrán que votar junto al PP y Ciudadanos para tumbar las cuentas del Ejecutivo, lo que sin duda abocará a Pedro Sánchez a convocar elecciones generales anticipadas.

Durante su intervención en el debate de totalidad de este martes, el portavoz parlamentario de Compromís, Joan Baldoví, ya avanzó que habían pedido a la Mesa que estudiase la posibilidad de una votación separada de las enmiendas al considerar que sería “mucho más claro” y “más honesto” y pensando en que el sentido del voto podría cambiar.

Y este mismo miércoles, antes del inicio de la segunda jornada del debate parlamentario, Baldoví ha vuelto a reivindicar el derecho de los diputados de poder votar en cada enmienda “aquello que les dicte su conciencia” y ha llamado a no mezclar “churras con merinas” votándolas todas a la vez. “No lo impide el Reglamento y no pasaría nada”, ha señalado el diputado valenciano, apuntando que ya se hace en otros parlamentos autonómicos como el valenciano o el madrileño, y comentando que quizá la presidenta del Congreso, Ana Pastor, debería reunir no sólo a la Mesa sino también a la Junta de Portavoces para que se pronunciase sobre este asunto.

No obstante, la Mesa de la Cámara, convocada para cinco minutos antes del inicio del Pleno, ha decidido rechazar la propuesta de Compromís, que sólo ha sido respaldada por los dos representantes de Unidos Podemos, según confirmaron a Europa Press fuentes parlamentarias. Los letrados de la Cámara han argumentado que no existían precedentes de que las enmiendas a la totalidad se hubiesen votado de una en una y que no había lugar teniendo en cuenta que todas ellas coinciden en el mismo objetivo, esto es, devolver los Presupuestos al Gobierno.

Según precisaron las fuentes consultadas, en el año 2004 el presidente del Congreso de entonces, el socialista Manuel Marín, sondeó a los grupos parlamentarios sobre si sería conveniente que las enmiendas de totalidad a los Presupuestos se votasen por separado, pero entonces la mayoría lo rechazó.

[ad_2]

Source link

Deja un comentario