El equipo de curling masculino de Noruega, conocido por sus uniformes extravagantes, evidenció ser especialmente creativo durante la competencia de este 14 de febrero, Día de San Valentín.

En lugar de lucir los colores de su país, los miembros del equipo se pusieron pantalones cubiertos de corazones rosados y rojos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.