Uno de los inmigrantes internos en el centro penitenciario de Archidona (Málaga) ha sido encontrado ahorcado este viernes en su celda, según ha confirmado la Plataforma contra el CIE de Archidona.

El cadáver ha sido hallado por los funcionarios de la prisión en el interior de una de las celdas que hacen de habitaciones y que son de uso individual, según ha informado la Policía Nacional. El fallecido, un hombre de 36 años y nacionalidad argelina, fue uno de los inmigrantes que ingresaron en el centro el pasado 20 de noviembre tras llegar a costas murcianas.

Hay abierta una investigación para esclarecer las causas de la muerte

Una vez hallado el cuerpo, los agentes intentaron reanimar al hombre al tiempo que avisaron a los servicios sanitarios, aunque no se ha podido hacer nada por salvarlo. En estos momentos se encuentra abierta una investigación para esclarecer las causas de la muerte.

La inauguración y uso penitenciario de la cárcel de Archidona están planeados para principios de 2018. No obstante, ante la falta de capacidad de los centros de internamiento y el “colapso del sistema”, según explicó el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se optó por el uso de este lugar como espacio de acogida.

Un furgón de la Policía Nacional accede al Centro Penitenciario Málaga II ubicado en Archidona Un furgón de la Policía Nacional accede al Centro Penitenciario Málaga II ubicado en Archidona (Daniel Pérez / EFE)

Un total de 519 personas fueron realojadas en el centro penitenciario por el “colapso del sistema”

De este modo, tras ser autorizado por un juzgado de Lorca (Murcia), un total de 519 personas fueron realojadas en el centro penitenciario con fecha límite hasta el próximo 18 de enero. No obstante, esto produjo las críticas de numerosos grupos políticos y colectivos sociales que clamaban contra la “vulneración de derechos fundamentales” de estas personas.

“La ley y el Tribunal Constitucional establecen que los Centros Internamiento de Extranjeros no pueden tener carácter penitenciario y el centro de Archidona lo tiene”, explicaba la presidenta de la asociación, Arantxa Triguero, tras conocer el ingreso de los inmigrantes.

Actualmente, quedan unas 300 personas en el centro penitenciario, después de que el resto hayan comenzado a ser expulsados paulatinamente. Asimismo, desde Málaga Acoge también criticaron que se agilizara este proceso “sin que las autoridades hayan constatado el número de menores de edad”.

Málaga Acoge pide que se paralicen las devoluciones porque los internos son “posibles testigos de lo que ha podido ocurrir”

Por otra parte, la tensa situación vivida en el interior del centro provocó que el pasado 13 de diciembre agentes de la Policía Nacional tuvieran que intervenir con material antidisturbios para aplacar una revuelta generada “por la escasez de comida”.

En declaraciones a Efe, la asociación Málaga Acoge ha asegurado que solicitará a la Fiscalía que se inicie una investigación para que “se depuren responsabilidades” sobre la muerte del interno y se paralicen las devoluciones de internos, porque “son posibles testigos de lo que ha podido ocurrir”, ha dicho a Efe su presidenta, la abogada Arantxa Triguero.

La Junta critica que las instalaciones no reúnen las condiciones óptimas

En esta línea se ha movido también la Junta de Andalucía que a través de su delegado provincial en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha pedido una “investigación transparente” y en la que se cuente “con la versión de las personas recluidas en el centro”.

Asimismo, este ha criticado que las instalaciones no reúnen las condiciones óptimas para alojar a estas personas, lo que genera una “situación que no se puede tolerar y que es insostenible en estos momentos”. Ruiz Espejo también ha destacado que nueve menores entre los ingresados “han tenido que ser acogidos por los servicios de la Junta”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.