Las palabras del presidente filipino, Rodrigo Duterte, deben ser tratadas con seriedad, pero no hay que interpretarlas de manera literal, declaró este martes el vocero presidencial luego de que el mandatario ordenara a sus soldados disparar a las mujeres rebeldes en la vagina, según recoge Reuters.

“Lo he dicho una y otra vez, no tomen al presidente de manera literal, pero tómenlo en serio“, manifestó Harry Roque, representante oficial del presidente de Filipinas, ante la prensa.

Fuera de contexto

Las polémicas declaraciones de Duterte fueron realizadas en un contexto de enojo por parte del mandatario a causa de los insurgentes comunistas que traicionaron su confianza y forzaron un acuerdo de paz con el objetivo de tumbar al Gobierno, detalló Roque.

Además, el portavoz insistió en que Duterte ha demostrado en reiteradas ocasiones que el bienestar de las mujeres era una prioridad en la agenda presidencial.

  • “No vamos a matarlas”, sino que “tan solo les dispararemos en la vagina“, manifestó Duterte este lunes en un acto público, en referencia a las mujeres que combaten en las filas de los rebeldes.
  • Desde el movimiento feminista filipino Gabriela repudiaron las declaraciones del presidente e indicaron que de esta manera Duterte “promueve abiertamente la violencia contra las mujeres y contribuye a la impunidad“.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.