En España han caído drásticamente las adopciones de niños extranjeros

[ad_1]

En los últimos 10 años, en España han caído drásticamente las adopciones de niños extranjeros, las cifras lo dicen todo, se ha pasado de 5.541 a 531 adopciones en el último año, lo que supone una reducción del 90%. Las causas que se apuntan por este desplome son el cierre de los países a adopciones externas, el veto de las adopciones a parejas de homosexuales y el tiempo que se debe esperar para poder adoptar a un niño. Pero parece que también hay una cuarta causa que, de momento, no se puede medir con certeza por falta de datos, se trata del incremento de los vientres de alquiler como alternativa a la adopción.

Durante los últimos años la gestación subrogada se ha incrementado de forma significativa, algo que ha ocurrido en paralelo al descenso de adopciones internacionales. Este descenso de las adopciones no se puede relacionar directamente con el auge de los vientres de alquiler, pero tampoco se puede decir lo contrario, al menos así lo considera el presidente del Comité de Bioética de España.

No ocurre lo mismo en otros países, mientras que en España se ha producido un descenso importante en las adopciones internacionales, en países como Italia, las cifras se mantienen e incluso aumentan, apuntando que en este país las condiciones para acceder a la reproducción asistida o a la gestación subrogada son muy restrictivas, al menos así se destaca en este artículo publicado en la edición digital de El País.

Esta situación ha hecho que el presidente del comité bioético haya reclamado al Gobierno de nuestro país que promueva una investigación para conocer con exactitud la relación entre el descenso de las adopciones y el auge de la gestación subrogada. No tener cifras oficiales sobre los vientres de alquiler es un problema, pero es lógico ya que en nuestro país es algo prohibido, pero las estimaciones de quienes acuden a otros países para contratar los servicios de los vientres de alquiler apuntan un incremento significativo.

Sobre su auge ya hemos hablado en otras ocasiones, varios países permiten la gestación subrogada y varias parejas no dudan en acudir a ellos para poder alcanzar su sueño de tener un hijo, quizá sería necesario dar una revisión al tema de la adopción para cambiar algunas de las directrices que ralentizan el proceso e impiden que se lleven a cabo más adopciones. La gestación subrogada no es una alternativa a la imposibilidad de adoptar a un niño, pero parece que muchas familias optan por esta solución después de haber estado en listas de espera para una adopción y haber sido rechazados.

Las familias no quieren esperar tanto, por otro lado, no quieren adoptar niños mayores, de ahí que se termine descartando la adopción y se opte por la gestación subrogada que permitirá tener a un recién nacido. En este sentido, es necesario hacer entender a las familias que adoptar significa quedarse con un niño que ha nacido, no es ir a por el bebé soñado, algo que sí se persigue con el vientre de alquiler.

El artículo que podéis leer aquí sobre este tema es interesante, señala diferentes problemas, pero también muestra posibles soluciones para recuperar las cifras de adopciones. De todos modos y siendo realistas, las parejas prefieren un bebé a un niño pequeño, para muchos la adopción no puede rivalizar con la gestación subrogada, ya que esta última opción permite alcanzar, en cierto modo, el deseo de tener un bebé.

Foto | Jlhopgood

[ad_2]

Source link

Deja un comentario