Elon Musk aprovechó este domingo April Fools’, el día de los inocentes en Estados Unidos, para bromear y atacar a sus críticos con el ‘anuncio’ de la quiebra de Tesla, compañía que dirige. En una serie de tuits Musk afirmaba que la compañía se veía abocada al concurso. Un destino que le auguran muchos, en plena ‘tormenta perfecta’ con caídas en bolsa, accidentes mortales y problemas de producción.

“Pese a los intensos esfuerzos para captar dinero, incluyendo una venta masiva de última hora de huevos de pascua, nos entristece anunciar que Tesla ha ido total y completamente a quiebra. Tan en quiebra que no lo creerías”, se leía en la red social.

Musk canalizaba así muchas de las catastróficas previsiones que se hacen sobre la empresa, ya que muchos la sitúan cerca de esa quiebra con la que bromea. Y es que la automotriz sigue con graves problemas de producción, incapaz de cumplir sus metas, y ha vivido en la última semana unas sesiones pésimas en bolsa después de que Moody’s rebajara su calificación crediticia varios peldaños, a bono basura.

Según la agencia de calificación la empresa necesitará acudir al mercado para captar unos 2.000 millones en bonos si quiere mantener el ritmo.

Accidente mortal

Además, Tesla ha tenido que reconocer que la conducción autónoma estaba activada en un accidente mortal ocurrido hace algo más de una semana, lo que ha puesto en entredicho la tecnología. Es la segunda fatalidad que encara la compañía por su sistema autónomo.

Para más inri, la pasada semana también anunció el llamado a taller de todos sus Model S fabricados antes de abril de 2016, unos 123.000, por problemas en la dirección asistida.

“Elon fue hallado desmayado contra un Model 3”, seguía bromeando en otro tuit Musk. La mente maestra detrás de otros proyectos como Space X o Hyperloop confía en salir adelante.

Deja un comentario