El ‘yonqui del dinero’ desveló la ‘hoja de ruta’ de Zaplana para delinquir

[ad_1]

Un registro en el despacho de abogados del autodenominado ‘yonqui del dinero’, Marcos Benavent, permitió acceder a los documentos con la «auténtica hoja de ruta» que se siguió para concurrir a las licitaciones del Plan Eólico y las ITV por las que una trama, con el expresident de la Generalitat Eduardo Zaplana al frente, supuestamente cobró comisiones.

Así figura en un informe de la UCO incluido en el sumario del caso Erial, al que ha tenido acceso EFE, en el que se detalla que esos documentos habrían sido hallados abandonados en la que fuera vivienda particular de Zaplana e intervenidos durante un registro del caso Imelsa.

Se trataba de tres documentos donde se vislumbraba, según los investigadores, una posible connivencia en la adjudicación de determinadas concesiones públicas del Plan eólico y las ITV a favor de sociedades ligadas al grupo Sedesa.

Los documentos estaban en poder de Marcos Benavent, por lo que se le tomó declaración en marzo de 2017, cuando explicó que se los había entregado en el año 2012 una persona de origen sirio llamada Imad y que desconocía si tenían relación con alguna causa penal o alguna actividad criminal, pero los guardaba “junto con otros muchos” papeles.

También se tomó declaración a la persona que le entregó esos documentos, quien dijo haberlos encontrado “abandonados” dentro de un sobre unos diez años antes, alrededor de 2007, en una vivienda en la que residió en régimen de alquiler, cuyos propietarios fueron entre 1998 y diciembre de 2006 Zaplana y su esposa.

Dos de los documentos de lo que la investigación señala como una “auténtica hoja de ruta” fueron redactados a principios de septiembre de 2001 y detallan los pasos dados por el grupo Sedesa durante los años 2001 y 2002 en relación con las concesiones públicas de los parques eólicos y de la ITV, que se licitaron y adjudicaron bajo la presidencia de Zaplana en la Generalitat.

Además, aluden a diferentes empresas relacionadas con el propietario de Sedesa Vicente Cotino y a la mercantil luxemburguesa Imison International, creada en mayo de 2001, que según desveló después la investigación se pudo utilizar para materializar el cobro de comisiones ilícitas por importe de 6,4 millones de euros.

El otro documento es un correo electrónico dirigido a Juan Cotino en octubre de 2000, cuando era director general de la Policía, sobre los parques eólicos, en el que se habla de la inversión prevista (25 millones de pesetas), aunque todo dependería de la zona de la que fueran adjudicatarios, pues solamente había “tres o cuatro zonas” rentables económicamente.

[ad_2]

Source link

Deja un comentario