Prácticamente desintegrado. Así ha quedado el laboratorio espacial chino Tiangong-1, que ha realizado su reentrada en la región central del Pacífico sur, hacia las 00.15 GMT, según ha anunciado este lunes la Oficina de Vuelos Espaciales Tripulados (CMSEO por sus siglas en inglés).

La mayor parte de la nave ha quedado desintegrada en su reentrada debido al elevado calor generado por el roce con la atmósfera durante su caída, añadió el organismo, citado por la agencia oficial china Xinhua. Los cálculos sobre la zona y la hora de la reentrada han variado ampliamente en las últimas horas debido a que el laboratorio espacial estaba fuera de control y todas las estimaciones eran aproximadas.

El seguimiento de las agencias espaciales de todo el mundo se ha realizado por radar

La CMSEO ya había avanzado que las posibilidades de que algún fragmento no desintegrado cayera en una zona habitada y causara daños o víctimas eran mínimas. El riesgo de que un ser humano sea alcanzado por desechos espaciales de más de 200 gramos es uno de cada 700 millones, dijo el organismo. “La gente no tiene motivos para preocuparse”, dijo.  

Beijing incluso había prometido un espectáculo “espléndido”, similar a una lluvia de meteoritos. Pero sobre el Pacífico, parecía poco probable que alguien pudiera presenciar la escena a simple vista. Antes de volver al suelo, la nave espacial voló sobre Corea del Norte y Japón, donde ya era de día, reduciendo aún más la probabilidad de ser visto desde tierra, dijo el astrónomo Jonathan McDowell a la AFP. “Hubiera sido divertido verlo”, dijo. “Por el lado bueno, no causó daños al caer”.

El Tiangong-1 (cuyo nombre significa “palacio celestial”), tenía diez metros de largo y 8,5 toneladas de peso, y había sido puesto en órbita en septiembre de 2011.

Polémica sobre la carrera espacial china

El laboratorio espacial se puso en órbita en septiembre de 2011. Debería haber hecho un retorno controlado a la atmósfera de la Tierra, pero dejó de funcionar en marzo de 2016. Según la Agencia Espacial Europea (ESA), los ingenieros chinos en tierra ya no podían operar los motores que controlarían la caída de la máquina.

Pero Pekín ha refutado en repetidas ocasiones que el Tiangong-1 se ha vuelto “incontrolable”. “Los medios extranjeros están destacando el regreso a la atmósfera de Tiangong-1 (…) porque algunos países occidentales están tratando de cubrir el barro de una industria aeroespacial china en pleno crecimiento”, denunció el lunes el periódico chino en inglés Global Times, de línea nacionalista.

Un hombre en la Luna, llegar a Marte y una estación espacial, los sueños de China

El laboratorio espacial se ha utilizado para experimentos médicos y también se consideró un paso preliminar en la construcción de una estación espacial china. China ha invertido miles de millones de euros en la conquista espacial para tratar de alcanzar a Europa y Estados Unidos. Coordinada por el ejército, se percibe como un símbolo del nuevo poder del país.

Beijing apunta a enviar una nave espacial alrededor de Marte para 2020, antes de desplegar un vehículo no tripulado en el planeta rojo. El gigante asiático también quiere desplegar una estación espacial habitada para 2022, cuando la Estación Espacial Internacional (ISS) haya dejado de funcionar. Otro laboratorio, Tiangong-2, fue lanzado en septiembre de 2016. China también sueña con enviar a un hombre a la luna.

La estación espacial soviético-rusa Mir, que cayó y se desintegró en 2001, pesaba 140 toneladas, mientras que el laboratorio estadounidense Skylab (que cayó en 1979) pesaba cerca de 80 toneladas.

Como comparación, la Estación Espacial Internacional pesa unas 420 toneladas

China lanzó en septiembre de 2016 su nuevo laboratorio espacial, el Tiangong-2, que acogió entre octubre y noviembre su primera misión tripulada con dos astronautas.

El gigante asiático tiene previsto comenzar en 2019 la construcción de una estación espacial compuesta por varios módulos, cuya conclusión está prevista para 2022.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.