EL POLITIKO

SIN CENSURA

El Supremo hunde a ERC y da alas a las ensoñaciones de Puigdemont

ERC ha recibido el auto del Supremo por el que mantiene a Oriol Junqueras en prisión preventiva, como un duro golpe a su ya maltrecha moral. Apenas se contempla la posibilidad de ese ‘plan B’ del que hablaba Rufián. Con su líder entre rejas, la única opción, por ahora, es conseguir su traslado a una prisión catalana desde la que demandar permisos esporádicos para asistir a las sesiones del Parlamento. Tanto para la sesión de investidura como para participar en plenos de la Cámara.

“Transformad la indignación en coraje, la rabia en amor”. El tuit del líder republicano traslada una sensación de abatimiento, comentan en fuentes independentistas. El portavoz de ERC, Sergi Sabriá,  ha plegado velas y se ha asido al argumentario oficial. La salida de Junqueras de prisión sigue siendo ‘hipotética’, señaló, ha confirmado que el plan de su partido pasa por la investidura de Puigdemont y se ha mostrado a la espera de los planes de Junts per Catalunya. 

Delitos compartidos

Los republicanos, con su jefe de filas inmovilizado por el Supremo, se muestran por ahora incapaces de plantear una alternativa. Le toca a Puigdemont mover ficha. La única salida al actual embrollo pasa por un acuerdo para lograr una solución de consenso entre los independentistas de cara a la investidura. La situación de Puigdemont  es exactamente la misma que antes del auto del TC, con la salvedad de que el criterio de la sala de Apelaciones deja bien claro que se mantienen los delitos de rebelión, sedición y malversación. Algo aplicable, naturalmente, al propio expresidente en el caso de que regrese a España y se entregue a la Justicia.

No ha demorado Puigdemont ni media hora en emitir su mensaje sobre el Supremo. “Ya no son presos políticos, ahora son rehenes”. El expresident no quiere perder visibilidad. Ni que se desvanezca su imagen del hombre en el exilio que mantiene la legitimidad desbaratada por el Gobierno central. Sigue, eso sí, sin desvelar sus amas. “Nadie conoce su plan, si es que lo tiene”, señalan en estos círculos.

“La posible candidatura de Junqueras ha quedado prácticamente desarbolada. Veremos el próximo paso”, añaden. El expresidente se ha reunido en Bruselas con representantes de las fuerzas separatistas. Nadie ha logrado extraer conclusiones claras. “El callejón sigue sin salida, pero Puigdemont es experto en golpes de efecto ante situaciones imposibles”, dicen en la ‘plataforma del president’. 

Candidatura desarbolada

El día 17 de conformará el Parlament, de acuerdo con la fecha dictada desde Moncloa vía el artículo 155. Puigdemont mantiene vivas sus ensoñaciones, según estas fuentes. Ser investido por vía telemática, en la distancia, ya es una opción por todos descartada por casi todos. Menos en JxCat, que estudian una posible fórmula de la Mesa de la Cámara que despeje el camino hacia la presidencia, algo por ahora inabordable. Ser elegido por persona interpuesta también es un escenario que se contempla. Elsa Artai, la mano derecha del expresidente, podría asumir ese papel. Jordi Sànchez, el expresidente de la ANC, y número dos de JxC ha circulado en las lisas de los posibles, pero también se encuentra en prisión. 

Algunas versiones, citadas por La Razón, hablan de que incluso pueda producirse una rebelión en la Cámara catalana. Votar la imposible candidatura del president y bloquear el Parlamento catalán en el caso de que actúe el 155. Es un camino desesperado. Nadie descarta tampoco la celebración nuevas elecciones. Se habla del 30 de mayo. Puigdemont cree que esa segunda vuelta favorecería a los separatistas. “El constitucionalismo habría perdido fuelle”, aseguran. “Los independentistas, por contra, no aflojan. Serían siendo dos millones de votos”, añaden. 

La actualidad al minuto en tu email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.