Oriol Junqueras permanecerá en la cárcel de Estremera, al menos de momento. Los magistrados den la Sala II del Tribunal Supremo han desestimado por unanimidad el recurso de apelación y mantienen la prisión preventiva para el exvicepresidente de la Generalitat al considerar que existe riesgo de reiteración delictiva. Desoyen así a la defensa que apeló a que Junqueras era un hombre de paz que busca el diálogo.

Los tres magistrados que integran la Sala de apelaciones han determinado, en esta fase provisional, que existen indicios de la comisión por parte de Junqueras de delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos. También creen que existe un riesgo relevante de reiteración delictiva al no existir ningún dato que permita entender que Junqueras tiene la intención de abandonar la vía seguida hasta ahora.

En este sentido, el Tribunal Supremo señala que la apuesta por el diálogo que defendía el recurso de apelación “solamente se ha pretendido o planteado (…) como referido exclusivamente a la forma en la que el Estado español pudiera prestarse a reconocer la independencia de Catalunya”.

El TS considera que no se puede hablar de “presos políticos”

La resolución aclara que la presente causa no se ha incoado para perseguir la disidencia política ni la defensa de una opción independentista, por lo que destaca que “no puede hablarse de presos políticos”.

Durante su declaración de ayer, el líder de ERC rogó su puesta en libertad para no defraudar a los ciudadanos que le confiaron su voto. De haber quedado libre tendría todo de cara para convertirse en un firme candidato a la presidencia del Govern si Carles Puigdemont no regresa de Bruselas.

Gabriel Rufián participó en las protestas en el Tribunal Supremo para pedir la libertad de Junqueras Gabriel Rufián participó en las protestas en el Tribunal Supremo para pedir la libertad de Junqueras (Dani Duch)

La defensa de Junqueras había anunciado que, en caso de que se le negara la excarcelación, pedirían al tribunal su traslado a una cárcel de Catalunya, donde el jueves se llevaron a cabo varias concentraciones pidiendo la libertad del exvicepresidente. Aunque es una opción que no contemplan de momento en el TS.

El fiscal se opuso a la puesta en libertad y consideró que la Justicia no debe verse afectada por el hecho de que Junqueras quiera ser presidente. “No es moneda de cambio”, dijo el fiscal Javier Zaragoza, quien basó su oposición a la salida de Estremera en el riesgo de reiteración delictiva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.