David Matthews, el suegro de Pippa Middleton, fue el foco de las cámaras la semana pasada al ser acusado de violar a una menor durante la década de los 90. La monarquía británica callaba mientras las autoridades francesas detenían al empresario en el aeropuerto de Orly, en París. 48 horas después era puesto en libertad bajo fianza, a la espera de una investigación judicial.

Ahora, el multimillonario vuelve a estar bajo la lupa de la policía después de que otra mujer le denunciara por haber abusado de ella en 1980, según informa este jueves el rotativo británico The Sun. Por el momento, el caso está bajo investigación y no ha trascendido mucha información, pues los agentes se han negado a hacer más declaraciones.

Por el momento, el magnate no se ha pronunciado sobre esta segunda denuncia

Por el momento, el magnate no se ha pronunciado sobre esta segunda denuncia. Sí lo hizo sobre la primera, en la que aseguró que él no era el responsable de dichos actos. Esta primera acusación hace referencia a unos hechos que tienen lugar en una época en la que Matthews tenía instalada su residencia en la isla caribeña de San Bartolomé, junto a su segunda esposa y madre de sus tres hijos.

La prensa especuló con que la víctima podría ser una sobrina suya. No obstante, esta información no se ha confirmado. Las palabras de la Policía fueron que habría “violado a una menor” siendo él “una persona con autoridad sobre la víctima”.

David y Jane Matthews, en la boda de su hijo con Pippa Middleton David y Jane Matthews, en la boda de su hijo con Pippa Middleton (Pool New / Reuters)

El caso está bajo investigación y no ha trascendido mucha información, pues los agentes se han negado a hacer más declaraciones

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.