El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha pedido este sábado a la Delegación del Gobierno en Catalunya que “detenga la práctica de hacer ondear la bandera a media asta por Semana Santa”, una costumbre cuya constitucionalidad ha puesto en duda y que investigará de oficio.

En un comunicado, el Síndic ha opinado que esta práctica “es una alegoría del ritual que el cristianismo celebra en estas fechas”, con lo que “pone en duda el pretendido laicismo” de las Fuerzas Armadas y “puede entrar en contradicción con el carácter aconfesional del Estado que establece la Constitución”.

Comunicación al Defensor del Pueblo

“La práctica repetida durante décadas por el Ministerio de Defensa de hacer ondear la bandera española a media asta durante la Semana Santa en las unidades, bases y cuarteles militares y también en la sede principal del Gobierno español y en les delegaciones territoriales ha llevado al Síndic a investigar de oficio la posible anticonstitucionalidad de este gesto”, explica el comunicado.

El Síndic se ha dirigido al delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, para pedirle que intervenga ante el Ministerio de Defensa y también ha trasladado sus consideraciones al Defensor del Pueblo por si considera oportuno añadirlas a sus actuaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.