Después de cuatro días de parón, los principales índices europeos de renta variable han estrenado abril en color rojo. El Ibex, que venía de encadenar tres subidas consecutivas la semana pasada, ha roto esta racha al perder un -0,53% y cerrar en los 9.549 puntos.

Las bolsas europeas han acusado el severo recorte que sufrió ayer Wall Street, que hoy trata de remediar con un suave rebote. A pesar de que el euro está perdiendo fuelle (cotiza a 1,226 vs dólar), índices como el DAX alemán (-0,78%) o el CAC francés (-0,29%) se han dejado llevar por las dudas. La única excepción ha sido el MIBTEL italiano (+0,44%), en este caso liderado por los títulos de Mediaset, que se ha disparado más de un 6% tras llegar a un acuerdo de colaboración con Sky.

El día que se han presentado los Presupuestos Generales, el selectivo español se ha visto frenado por las caídas de todos los bancos, con el Santander dejándose un -1,23% y CaixaBank un -1,47%, después de que Natixis le recortara su precio objetivo hasta los 4,70 euros. En la parte positiva, Técnicas Reunidas y Colonial han sumado un 2,50%. Por su parte, Ferrovial también recibía una mejora de recomendación por parte de RBC, lo que no ha impedido que sus títulos cayeran un 0,97%.

En el MAB (mercado alternativo bursátil) hoy ha salido a cotizar la Socimi de pisos del “banco malo” Sareb, Témpore Properties, con una subida cercana al 7% hasta los 11,20 euros. Se demuestra así el apetito que sigue existiendo en el sector inmobiliario, algo que hemos podido comprobar también con las revalorizaciones que acumulan Colonial y Merlin, del 16% y del 10% respectivamente, desde que empezara este año.

En el plano macro, la Seguridad Social alcanzaba su mejor registro en una década al sumar en el mes de marzo 138.573 personas, de manera que ya superamos los 18,5 millones. En el conjunto de la eurozona, el PMI manufacturero de marzo cae a 56,6 puntos tal y como apuntaban sus previsiones.

Dentro del mercado monetario, el Tesoro español ha logrado colocar hoy cerca de 4.500 millones de euros en Letras a 6 y 12 meses. La predisposición del mercado a invertir en activos defensivos, unido a la última mejora de la calificación de nuestra deuda por parte de S&P, ha hecho que el tipo de interés exigido por el mercado haya descendido aún más hasta -0,46% en las letras a 6 meses, y hasta el -0,40% en el papel a un año.

En renta fija, el bono español a diez años ofrece una rentabilidad del 1,18%, con la prima de riesgo en los 68 puntos básicos. Por su parte, el petróleo Brent se recupera de la corrección de ayer y ya cotiza por encima de los 68 dólares/barril.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.