El PSOE acusa a Carles Puigdemont de liderar el “chantaje de los independentistas” al Estado, para forzar otra repetición de las elecciones en Catalunya. Pero, al tiempo, denuncia la “colaboración pasiva” del Gobierno de España y de Ciudadanos, al no hacer nada para impedir que se repitan las elecciones catalanas sin plantear ninguna alternativa.

El secretario de organización de Ferraz, José Luis Ábalos, ha querido dar la voz de “alarma”, en primer lugar, ante “la persistencia” de la mayoría independentista en el Parlament en proponer “candidatos inviables” para la investidura a la presidencia de la Generalitat. “Hay toda una estrategia de generar un conflicto permanente”, ha denunciado el dirigente socialista, durante una comparecencia esta mañana en la sede de Ferraz. “Esa línea, que defiende Puigdemont, es la que se impone”, ha lamentado.

Según el análisis de Ábalos, en Catalunya existen dos posiciones enfrentadas: “los realistas frente a los que se consideran legitimistas”. Y ha considerado que los primeros, que defenderían encontrar una solución viable para investir a un nuevo presidente de la Generalitat, “han ido perdiendo mucho espacio”. Este “repliegue”, y “el avance de las posiciones de Puigdemont” en esta batalla, según el dirigente del PSOE, “no es una cuestión feliz, no es positivo”. “El único que ha rentabilizado este largo y fallido período es Puigdemont”, ha subrayado. Y ha considerado que la única estrategia del cesado presidente de la Generalitat es abrirse paso hacia unas nuevas elecciones en Catalunya. “Con los comandos de defensa de la república como elemento de agitación”, ha apuntado.

Una situación que cuenta, según ha denunciado, “con la colaboración, aunque sea pasiva”, tanto del gobierno de Mariano Rajoy como del partido de Albert Rivera. Sobre el Ejecutiva central, Ábalos ha asegurado que “hace tiempo que abandonó toda iniciativa política” y que además “carece de interlocución” con el bloque independentista, por lo que tampoco puede llegar a ningún acuerdo. Sobre Ciudadanos, el dirigente del PSOE ha criticado que esté dilapidando la confianza que le otorgó el electorado en las urnas, ya que el pasado 21 de diciembre fue la primera fuerza política, pero se mantiene “en permanente silencio”, a su juicio, “en una estrategia de confrontación porque parece que tampoco le importa ir a unas nuevas elecciones”. Una cita con las urnas repetida que, ha dicho, sólo abocaría “a mantener el conflicto territorial y el chantaje permanente de los independentistas”.

Ciudadanos, según ha dicho Ábalos, fue el partido más votado del “sector legalista”, el que a su juicio defendió el respeto a la legalidad ante la aceleración de los acontecimientos en Catalunya. Así que la formación naranja, según ha reiterado, “debería haber liderado” alguna alternativa, alguna solución al conflicto. “Pero no ha planteado ninguna iniciativa ni ninguna interlocución”. Y no sólo con el bloque independentista, sino tampoco con el PP o el PSC. “Por soberbia, dificultó hasta que el PP tuviera grupo parlamentario”, ha criticado. “Quienes han ganado las elecciones, no han hecho sino decepcionar”, ha destacado.

Y toda esta situación, ha insistido, sólo “nos lleva a una nueva convocatoria electoral, cuyo único propósito es la ingobernabilidad de la Generalitat”. Porque, según ha criticado, “otras elecciones, ahora, serían sólo para contarnos y para enfrentarnos, no para gobernar”.

Le han preguntado a Ábalos qué es lo que, a su juicio, debería hacer Ciudadanos en Catalunya. “Si no sabe lo que tiene que hacer, peligro”, ha alertado. “Si uno quiere ejercer el liderazgo, debe hacer muchas cosas –ha explicado-. ¿Pero está haciendo algo? ¿Está intentando poner en común a los partidos que rechazamos la independencia? No hemos visto ninguna iniciativa política”. Incluso no ha descartado el respaldo de los socialistas si la líder de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas, se presentara a la investidura. “Nuestro único veto o límite es no apoyar a un candidato independentista. A partir de ahí, todo es posible”, ha asegurado.

Y respecto a qué propone el PSOE hacer en Catalunya que no esté haciendo el Gobierno de España, el secretario de organización ha ironizado: “Nos lo pone muy fácil”. El Ejecutivo central, en su opinión, no está haciendo nada, luego hacer cualquier cosa ya sería mucho. “Catalunya es una comunidad donde concurren diversas identidades, o comunidades en torno a identidades distintas”, ha dicho. Y, según ha expuesto, lo importante sería “renovar el pacto de convivencia” entre todas ellas. “Un pacto de convivencia necesita renovar su pacto político”, ha insistido. “Pero si la política no está –ha reprochado al Gobierno-, es imposible llegar a un acuerdo”. Pero la actitud del gobierno de Rajoy, según ha criticado, “es que otros le hagan la faena”, en referencia, principalmente, a los jueces y fiscales. Ábalos ha denunciado así la incapacidad y falta de voluntad del Gobierno: “Ni quieren, ni pueden”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.