Al líder del PSC, Miquel Iceta, no le cabe en la cabeza que se pueda llegar a realizar una investidura de Puigdemont a distancia, ni de forma telemática ni por delegación en un diputado de la cámara, tal y como apuntan desde la órbita de Junts per Catalunya (JxCat). “Quien pide la investidura de la cámara es obvio que lo hace de forma presencial”, según el dirigente socialista, cuyo grupo parlamentario ya ha registrado en el Parlament la petición a la Mesa de la Diputación Permanente para que consulte a los letrados si este tipo de investidura es posible. La oposición a esta vía por parte del PSC es tal que incluso están dispuestos a no presentarse en el hemiciclo el día del debate de investidura si se pretende llevar a cabo dicha maniobra, y la impugnarían ante el Tribunal Constitucional (TC).

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Iceta ha lamentado que JxCat pretenda continuar con la vía de la legislatura pasada en lugar de volver a la “normalidad institucional”, algo que, a su juicio es deseable que se produzca “lo antes posible”. Por eso, el primer secretario del PSC ha advertido de que “no participaremos en un debate en el que el candidato a la presidencia no esté”, y como “no puede ser”, lo seguirían “desde casa”, ha advertido.

“El problema no es sólo el discurso (de investidura). ¿Y el debate?”

Iceta ha hecho hincapié en que el reglamento no permite esta pretensión y que, en todo caso, el problema no es sólo el discurso de investidura del president, que tal y como pretende JxCat, sería delegado en un diputado presente en el hemiciclo. Esta vía permitiría la réplica por parte de los grupos de la oposición, pero no permitiría que hubiera un debate como tal al no poder responder el candidato a president. Por eso, “el problema no es sólo el discurso (de investidura). ¿Y el debate?”, ha cuestionado Iceta.

De hecho, el líder socialista en Catalunya ha augurado que Puigdemont no se presentará a la investidura y que “tarde o temprano alguien dirá que debemos escoger un presidente y un gobierno que pueda ejercer” porque “no se me ocurre” que esta situación “pueda terminar de alguna otra manera”.

“Si hubiera una mayoría para hacer un presidente no independentista yo participaría”

Iceta tampoco prevé que como consecuencia de este embrollo pueda haber una opción para los no independentistas de constituir un gobierno alternativo, aunque “si hubiera una mayoría para hacer un presidente no independentista yo participaría”, ha asegurado. En todo caso, si hay un presidente independentista, el dirigente espera “que respete el reglamento y la institución”.

El líder del PSC ha defendido la aplicación del 155 de la Constitución como consecuencia de la vía unilateral emprendida por el anterior Govern. En este sentido, ha recordado que él personalmente llevaba “dos años advirtiendo de lo que podía pasar”, de manera que “todo esto estaba cantado” porque si se vulnera la ley “debe haber un mecanismo para volver a la legalidad”. En el caso de la anterior legislatura, “hubo DUI y se tuvo que aplicar el 155”, ha argumentado.

Considera “obvio que puede volver a haber una intervención del Estado” si el nuevo Govern persiste en la misma hoja de ruta

Y esto puede volver a pasar puesto que considera “obvio que puede volver a haber una intervención del Estado” si el nuevo Govern persiste en la misma hoja de ruta. Por eso, “lo que no queremos es tener un gobierno que se salte la ley”, ha reclamado Iceta. En todo caso, aunque “convocar un referéndum ilegal es un error monumental”, no cree que “sea violencia” y por tanto razón para meter a nadie en prisión preventiva o iniciar una causa por rebelión o sedición, “pero yo no soy juez”, ha advertido.

La reclamación “urgente” del PSC para el informe de los letrados de la cámara va dirigido a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. En ella se alude a la “excepcionalidad de los supuestos que se prevé que se produzcan tanto en la sesión de la constitución del Parlament como la de Investidura” y alega “el eco mediático producido respecto a las opciones para investir presidente a un diputado del que hipotéticamente se prevé que no asista”.

La reclamación “urgente” del PSC para el informe de los letrados de la cámara va dirigido a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell

La reclamación insta a que los letrados se pronuncien sobre tres cuestiones: primero, sobre los “efectos jurídicos de la no asistencia de algunos de los diputados y diputadas a la sesión constitutiva del Parlament convocada para el próximo 17 de enero”; segundo, sobre los “efectos jurídicos y posibilidad de proponer, por parte del presidente o presidenta del Parlament, un candidato o una candidata a la presidencia que no se encuentre en ese momento físicamente en el hemiciclo”. Y tercero, sobre los “efectos Jurídicos y posibilidad de realizar la presentación del programa de gobierno por parte del candidato o candidata propuesto para la presidencia de manera no presencial y de debatirlo con los grupos”.

A renglón de este último asunto, el PSC quiere que los letrados hagan una valoración de todos estos supuestos así como del uso de la palabra por parte de un diputado con derecho a voz en la cámara por cualquier otro del grupo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.