Las sociedades modernas y desarrolladas prestan una especial atención al cuidado del entorno natural, protegen el medio ambiente y apuestan por un modelo de desarrollo más limpio y sostenible.

Durante las últimas décadas Catalunya ha implementado y puesto en marcha algunas de las normativas más ambiciosas de la UE en materia de conservación de la biodiversidad, protección del medio ambiente y lucha contra el cambio climático, dando así ejemplo de modernidad y desarrollo.

Gracias a esas iniciativas Catalunya es hoy en día uno de los mejores destinos para disfrutar del turismo de naturaleza, ofreciendo buenos ejemplos de compatibilidad entre desarrollo rural y protección del entorno. Como ocurre en el valle de la Cerdanya, que por su orientación horizontal, su clima templado y su amplitud está considerado como uno de los valles más bellos de Europa.

“La Cerdanya es una de las comarcas más finas de Catalunya. Una gran cazuela, estructurada sobre el curso del Segre, con la particularidad de caer reclinada, con un aire muy limpio y unos paisajes entrañables”. Así describía Josep Pla este mosaico de paisajes rurales y naturales que acoge numerosos espacios protegidos, como el Parc Natural del Cadí Moixeró: para muchos el más espectacular de los Pirineos.

La Cerdanya con la Serra del Cadí al fondo La Cerdanya con la Serra del Cadí al fondo (LV)

La clave para conservar este maravilloso valle y propiciar el desarrollo económico de sus habitantes ha sido el desarrollo sostenible. Un modelo basado en el mantenimiento del equilibrio entre las labores tradicionales del mundo rural, como la ganadería y la agricultura, y las actividades turísticas. Un turismo familiar y de segunda residencia basado en la armonía con el entorno social y el respeto al patrimonio natural y cultural de la Cerdanya.

Por eso resulta tan inexplicable que la Generalitat y el Consell Comarcal vuelvan a promover la aprobación del plan urbanístico del aeródromo de la Cerdanya (PDAUC) para aumentar el suelo urbanizable para convertirlo en un aeropuerto comercial rodeado de aparcamientos, hoteles y edificios comerciales.

Aeródromo de la Cerdanya Aeródromo de la Cerdanya (LV)

La conversión de este pequeño aeródromo deportivo en un nuevo aeropuerto de aviación general supone romper con el modelo de desarrollo alcanzado hasta ahora. Un modelo basado en la convivencia. La ampliación de las infraestructuras y el tránsito de aeronaves de gran tamaño amenazan con romper dicha convivencia y convertirse en un gran foco de ruido y contaminación que afectaría a todo el valle en su conjunto. Además todo apunta a que tras los cambios que recoge la actual propuesta del PDAUC se ocultan nuevas fases de recalificación de terrenos para la construcción de más infraestructuras, edificios comerciales, hoteles y nuevas viviendas.

Para evitarlo, los vecinos del valle y quienes acuden regularmente a él para disfrutar de su aire limpio, su silencio y la calmada belleza de sus paisajes, han elaborado un manifiesto de denuncia al que se han adherido más de un centenar de personalidades del mundo de la empresa, la cultura, la ciencia, el deporte o la comunicación entre otros colectivos de la sociedad.

“No se entiende ni se justifica de ninguna manera -declara el manifiesto- que la administración vuelva a impulsar una nueva versión del PDAUC que demuestra un total y absoluto desinterés por el medio ambiente. No existe ningún interés que pueda sobreponerse a la preservación de los valores del valle: éste debería ser el objetivo de las Administraciones. No hay ningún argumento económico que pueda justificar una agresión ambiental y urbanística como la que se pretende llevar a cabo.”

Algunos vecinos señalan que los intereses empresariales de la potente industria turística andorrana, que lleva años intentando transformar el pequeño aeródromo ceretano en un aeropuerto comercial que les permita multiplicar su actividad, están detrás de este megaproyecto. Unos intereses que no tendrían en consideración el grave impacto medioambiental, paisajístico y hasta social que causaría su ejecución.

(Jordi Bagué)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.