El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, ha disuelto el Parlamento este jueves hasta el 8 de mayo, días después de un fallido intento de moción de censura contra el primer ministro y la deserción de varios ministros que ha llevado a la reorganización del Gobierno.

Solo se programó una sesión parlamentaria antes del 8 de mayo y el nuevo gabinete prestará juramento el 23 de abril, dijeron dos legisladores del gobierno. “El presidente ha suspendido el parlamento hasta el 8 de mayo”, dijo el secretario del presidente, Austin Fernando, quien se negó a explicar los motivos de esta decisión.

Un ministro de alto rango explicó a Reuters bajo el anonimato: “La prórroga significa que todos los comités existentes del parlamento serán suspendidos y que se deben nombrar nuevos comités cuando se vuelva a convocar el Parlamento”. Algunos comités parlamentarios principales, incluidos los que investigan empresas públicas y cuentas, están encabezados por legisladores de la oposición.

Dieciséis legisladores del partido del presidente votaron a favor de la moción de censura

El primer ministro Ranil Wickremesinghe sobrevivió a la moción de censura presentada por la oposición, que lo culpa por no haber evitado una supuesta estafa en el mercado de bonos y de los disturbios antimusulmanes el mes pasado.

En la sesión, 16 legisladores del Partido de la Libertad de Sri Lanka (SLFP) de Sirisena, la mayoría de ellos ministros, votaron a favor de la moción de censura. Todos ellos renunciaron a sus carteras y decidieron sentarse con la oposición, debilitando la coalición del SLFP con el Partido Nacional Unido de Wickremesinghe (UNP).

Tras las renuncias, Sirisena nombró a cuatro ministros de manera temporal para dirigir los principales ministerios.

Lakshman Yapa Abeywardena, uno de los 16 legisladores que decidió unirse a la oposición dijo: “Debimos sentarnos con la oposición el 19 de abril. Ahora lo haremos el 8 de mayo”.

Deja un comentario