Juan Bravo, presidente de Adif y exconsejero de Hacienda en el Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón, comparece este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea como investigado en el caso Lezo por la supuesta compra fraudulenta de Inassa, filial colombiana del Canal de Isabel II.

También declararán este lunes el consejero de Presidencia con Joaquín Leguina y expresidente del Canal, Agapito Ramos; los que fueran altos cargos en el Ayuntamiento de Madrid con Ruiz-Gallardón de alcalde –Roberto Sanz Pinacho (exedil de Medio Ambiente) y Adriano García-Loygorri (exdirector general de Deportes)- y Miguel Ángel Saldaña.

Todos ellos, incluido Bravo, eran miembros del Consejo de Administración del Canal en 2001, cuando se produjo la compra.

Esta nueva ronda de declaraciones en Lezo por la compra de Inassa arrancó la pasada semana con la comparecencia como investigado del que fuera consejero de Medio Ambiente y presidente del Canal, Pedro Calvo, quien negó irregularidad alguna en la adquisición de la filial y dijo desconocer el grado de conocimiento de Ruiz-Gallardón sobre esta operación.

El que fuera presidente de la Comunidad de Madrid, alcalde de la capital y ministro de Justicia está desde hace meses bajo la lupa de la Fiscalía, a cuya instancia el juez ha pedido a la Comunidad que identifique a los miembros del Gobierno regional que firmaron el contrato de compra de Inassa (entre ellos estaban Gallardón y Bravo), como paso previo a su posible imputación.

Según Anticorrupción, la operación de compra del 75% de Inassa por 73 millones de dólares a través de una sociedad interpuesta adoleció de “un cúmulo de irregularidades cometidas durante todo el proceso de adquisición por el ente público”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.