El precio medio de la vivienda en alquiler se sitúa en los 890 euros

[ad_1]

El precio medio de la vivienda se incrementó un 18,3% a los registrados el año pasado siendo Madrid el lugar más caro para alquilar y Extremadura el más barato

El precio medio de las viviendas en alquiler se ha situado en España en los 890 euros para un inmueble con una superficie media de 115 metros cuadrados, importe que es un 18,3% superior al registrado hace un año, según se desprende del informe anual de precios de alquiler realizado por pisos.com.

En comparación con noviembre, el incremento fue del 0,1%, mientras que si se compara con el trimestre anterior, la subida fue del 3,6%. Por regiones, entre las más caras para vivir destacaron Madrid (1.568 euros al mes) y Cataluña (1.100 euros), mientras que las rentas más económicas se registraron en Extremadura (445 euros), Galicia (538 euros) y Castilla-La Mancha (539 euros).

El director de estudios de pisos.com, Ferran Font, cree que las recientes modificaciones en la duración de los contratos, la limitación del número de fianzas o el pago de los honorarios de gestión “ha hecho saltar las alarmas de los grandes tenedores de vivienda en arrendamiento”.

En concreto, según Font, estos grandes propietarios de vivienda rechazan estas medidas amparándose en que su aplicación podría desembocar en la desinversión en esta clase de activos.

Por otro lado, el director de estudios del portal inmobiliario también ha señalado que el compromiso del Gobierno a poner coto a las subidas de las rentas en determinadas zonas ha acrecentado el malestar de estos propietarios, “convencidos de que esta estrategia subirá las mensualidades en la periferia y reducirá la oferta en el centro”.

El alquiler no puede tratarse como una moneda de cambio política”, ha asegurado Font, tras afirmar que “este es un recurso al que la demanda que vive en las ciudades con mayor densidad de población se aferra dadas las dificultades de acceso para comprar en estas localidades”.

Así, Font cree que a obstáculos como los altos precios y la escasez de obra nueva se unirá un “previsible y progresivo encarecimiento de la financiación”. “Los ingresos de los inquilinos no dan más de sí y España no se puede permitir volver a vivir en una crisis habitacional marcada por el desahucio crónico”.

Para el directivo, evitar un escenario tan negativo para por impulsar un parque de vivienda social y por mejorar las condiciones laborales.

[ad_2]

Source link

Deja un comentario