El PP sospecha que los independentistas apoyarán los Presupuestos «en el último momento» y no habrá adelanto electoral

[ad_1]

La dirección del Partido Popular no cree que la falta de apoyos del Gobierno para aprobar los Presupuestos Generales del Estado escenificada este martes en el Congreso de los Diputados implique necesariamente un adelanto de las elecciones generales para la próxima primavera por parte del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez. Es más, los populares sospechan que, «en el último momento» –el plazo concluye este mismo miércoles–, tanto PDeCAT como ERC retirarán sus enmiendas a la totalidad y apoyen las cuentas.

Fuentes del equipo de Pablo Casado ven así posible que finalmente las fuerzas independentistas cuyos votos resultan imprescindibles para el Ejecutivo den su brazo a torcer, respalden las cuentas y otorguen un nuevo balón de oxígeno a Sánchez, que vería así garantizada la posibilidad de agotar la legislatura hasta finales de año o incluso hasta 2020.

La dirección nacional sostiene que las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos presentadas tanto por PDeCAT como por ERC y defendidas por los dos partidos independentistas este martes en el Congreso, se sitúan «dentro del juego» de estas fuerzas políticas en su relación con el Gobierno de Sánchez. El PP cree, sin embargo, que estas «maniobras» responden a una «escenificación» y un «teatro» por lo que ambos partidos podrían permitir finalmente poner en marcha el plan económico del Ejecutivo.

«El espectáculo seguirá con las enmiendas parciales», añaden las fuentes de la dirección del PP consultadas, que consideran que una vez rechazadas las enmiendas a la totalidad las fuerzas independentistas mantendrán su pulso con el Gobierno planteando cuestiones más puntuales para adecuar los Presupuestos a sus intereses. 

Medidas de «presión» contra Sánchez

El equipo más próximo a Casado evita aclarar cuál es la hipotética fecha de las elecciones generales que el PP preferiría en favor de sus propios intereses –el Gobierno baraja el 14 y el 28 de abril mientras la del súperdomingo del 26 de mayo pierde opciones, coincidiendo con los comicios municipales, autonómicos y europeos– , para evitar desvelar su plan a sus rivales políticos. En Génova 13, la sede del PP,  apuntan, no obstante, que los populares tienen «preparada la estrategia para cualquier escenario». 

Consideran que sería «absurdo» y un «despilfarro económico» que Sánchez convocara las elecciones apenas un mes antes de los comicios autonómicos y municipales de mayo, por lo que ven más probable la celebración de un súperdomingo.

En el caso de Sánchez no adelante finalmente las elecciones, fuentes del entorno de Casado no descartan ninguna medida de «presión» contra el Gobierno, incluida la moción de censura para la que los populares reconocen no tener aún los apoyos necesarios. 

El mensaje público de Casado es el de seguir pidiendo a Sánchez ese adelanto electoral. «Que sean bienvenidas», señalaba este martes, durante su bronca intervención en el Congreso para defender la enmienda a la totalidad del PP a los Presupuestos, ante los rumores sobre una inminente convocatoria de los comicios.

El líder de los populares reclamaba al jefe del Ejecutivo que «no alargue más la agonía y convoque elecciones cuanto antes». Casado recordaba en ese punto la concentración que tuvo lugar el domingo en la Plaza de Colón de Madrid organizada por el PP y Ciudadanos a la que se sumaron Vox y fuerzas ultraderechistas y neonazis y que reunió a miles de personas. «Le da igual lo que digan en la calle porque son todos fachas», ironizaba. 

Mantener el Falcon

Al Gobierno el líder del PP le reprocha que intente «perpetuarse con unas cuentas públicas» que espera «que no sigan adelante», para que Sánchez no pueda «permanecer un mes más con Falcon y un mes más paseando por el Palacio de Pedralbes». A juicio de Casado al hoy presidente del Gobierno «España se le queda demasiado grande» y «prefiere seguir en la poltrona del gobierno pese a quien pese y sea con quien sea». 

«No puede ser presidente del Gobierno alguien que se avergüenza de España», añadía el presidente de los populares, que en las últimas horas ha llegado a acusar a Sánchez de vulnerar la Constitución e incluso de acordar la «autodeterminación» catalana con las fuerzas independentistas «por debajo de la mesa». Según Casado, el jefe del Ejecutivo «critica a los que se manifiestan por la unidad nacional y prefiere pactar con quienes dan un Golpe de Estado, antes que con quienes le tendimos la mano para intentar paliarlo». 

«Nunca nadie hizo tanto mal en tan poco tiempo. Han conseguido que el gobierno de España sea visto por todo el mundo como un rehén de los independentistas y han conseguido de forma vergonzante callar en las reivindicaciones absolutamente ignominiosas del separatismo con el propio Gobierno de España», concluía el líder del PP durante su intervención en el Congreso.

La cúpula de los populares, que aventura que la legislatura aún no está acabada por las pretensiones de los socialistas de mantenerse en la Moncloa «a toda costa», insiste en que la incógnita sobre el adelanto electoral quedará despejada este miércoles cuando se voten las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos de los grupos, incluidas de los partidos independentistas, en el caso de que se mantengan en vigor. No descarta, sin embargo, que Sánchez «se atrinchere» en el poder incluso aunque las cuentas no salgan adelante.



[ad_2]

Source link

Deja un comentario