El PP está dispuesto a “impedir por todos los medios a nuestro alcance” que se produzca una investidura a distancia de Carles Puigdemont como president de la Generalitat, según aseguró este mediodía el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo.

Aunque los populares esperarán a conocer el contenido del acuerdo entre Carlos Puigdemont y ERC para la investidura del expresident, el dirigente del PP aseguró que los partidos constitucionalistas se pondrán de acuerdo en una estrategia en común para impedir esa investidura.

Se trata, dijeron fuentes populares, en esperar a la decisión de la Mesa y el informe de los letrados, y en función de lo que decidan ir a un recurso de inconstitucionalidad por parte del Gobierno, o de un grupo político, o de los diputados afectados por la decisión de la Mesa. Cualquier cosa, aseguran, con tal de evitar que Puigdemont pueda ser elegido president mientras siga en Bélgica huido de la Justicia.

A juicio de Martínez Maillo, una investidura por Skype, como se está hablando por parte de Junts per Catalunya, sería ilegal, y vulneraría las leyes catalanas, en especial el reglamento del Parlament, además de vulnerar el espíritu del parlamentarismo, en el que es esencia la presencia del candidato para exponer su programa de gobierno, y ser votado en el propio parlamento.

El PP esperará a la decisión de la Mesa y el informe de los letrados, y en función de lo que decidan irán a un recurso de inconstitucionalidad del Gobierno, o de un grupo político, o de los diputados afectados por la decisión de la Mesa

“Todo lo que no sea esto –dijo Maillo- es una auténtica burla, primero a las catalanes, y luego al resto de los grupos del Parlament” . La dirección nacional del PP considera que el acuerdo alcanzado con ERC es al fina “una huida hacia adelante que no tendrá ninguna consecuencia práctica”, porque a juicio el PP esa elección no será válida jurídicamente, y con ella Puigdemont sólo trata de “huir “e la justicia y de sus propias responsabilidades”.

Según Maillo, lo que tiene que hacer el ex president de la Generalitat es “venir a España y dar la cara ante los catalanes y el conjunto de los españoles, y asumir sus responsabilidades por los actos que ha llevado a cabo como president”. Porque “todo lo que sea retorcer el Reglamento e incumplir nuevamente la ley, para tratar de mirar única y exclusivamente por sus propios intereses, es una muy mala noticia”. Eso sí, insistió en su advertencia: “Los constitucionalistas tendremos que tomar las decisiones que tengamos que tomar en aras de intentar impedir por todos los medios que se vuelva a cometer una ilegalidad”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.